¿Has sufrido los excesos del verano? Es hora de mimar y cuidar tu piel del rostro y recuperarla. Descubre todos los consejos de experta


El verano deja en nuestra piel secuelas que deben de tratarse a conciencia para que no se acaben convirtiendo en irreparables. El sol y el calor deshidratan nuestra piel y, a veces, dejan manchas y aceleran el proceso de formación de arrugas pero ¡todo tiene solución! La llegada del otoño es el mejor momento para poder recuperar la salud de tu rostro.

Es importante ser consciente en todo momento de las consecuencias que esta época del año puede tener sobre tu piel, intentar prevenir y sino ponerte en manos a la obra para repararla con los especialistas más adecuados.

La importancia de la prevención y un estilo de vida saludable

En cuanto a prevención hay que recordar que la fotoprotección es fundamental y muchas veces no la utilizamos de la forma más adecuada ya que los factores de protección son incorrectos, la cantidad de filtro solar que nos aplicamos es insuficiente o no recordamos el repaso del filtro cada dos horas.

Además, es importante destacar que también hay que hidratar la piel de manera tópica tras la exposición solar; y no solo eso, también debe hidratarse de forma interna, aumentando el consumo de agua. Asimismo, para aumentar la hidratación se recomienda aumentar el consumo de frutas y verduras ya que son ingredientes muy ricos en agua pero que a la vez aportan nutrientes muy beneficiosos para nuestra piel como la Vitamina E, por ejemplo.

El estado de la piel, tal y como nos recuerda, la Doctora Cabrera, Especialista en Medicina Estética de Clínica Opción Médica, está muy ligado a los hábitos y el estilo de vida de cada persona; factores como la dieta, la hidratación, el tabaco o el alcohol influyen mucho en la salud de nuestra piel. Sobre todo en la del rostro.

La ayuda de la Medicina Estética Avanzada

Si no se han seguido los consejos preventivos anteriormente expuestos o no ha sido suficiente para tu piel del rostro, la Medicina Estética Avanzada puede ayudar a que nuestra dermis vuelva a brillar. Tratamientos basados en una profunda hidratación y en la homogenización de la textura de la epidermis en cara, cuello y escote devolverán la luminosidad, fortaleza y vitalidad a nuestra piel.

A continuación vamos a exponer aquellos tratamientos de Medicina Estética que mejoran la calidad de la piel siempre, pero que están especialmente recomendados para después del verano:

Tratamientos de hidratación profunda de la piel:

Mesoterapia: La Mesoterapia Facial es un excelente Tratamiento que revitaliza y mejora la textura, tono e hidratación de la piel del rostro. Se realiza mediante microinyecciones intradérmicas locales y el contenido a inyectar puede ser diferente según las necesidades de cada paciente. También se puede realizar mediante un utensilio médico llamado dermapen. Es un Procedimiento muy sencillo y rápido (tiene una duración de unos 20 minutos aproximadamente) con grandes beneficios para la piel, tanto a nivel preventivo como de curación. En caso de precisar anestesia, ésta sería tópica.

Se pueden realizar tres tipos de Mesoterapia Facial:
-Mesoterapia con Ácido Hialurónico: Procedimiento que consigue una hidratación profunda de la dermis aportándole una gran luminosidad y fortaleza.
-Mesoterapia con Plasma rico en Plaquetas: Tratamiento de regeneración celular que consiste en la inyección de plasma rico en factores de crecimiento propios del paciente. Consigue prevenir el envejecimiento, que el sol puede haber acelerado, tensar la piel e iluminarla.
-Mesoterapia con Vitaminas Oligoelementos, Péptidos: Tratamiento que aporta nutrientes a la piel y le devuelve la turgencia y vitalidad perdida.

Tratamientos que mejoran la textura y el tono de la piel:

Peeling Químico: Tratamiento que se realiza con diferentes tipos de ácidos que pueden trabajar desde la capa más superficial a la más profunda de la piel. Consigue exfoliar y eliminar esas capas de la piel donde se encuentran diferentes tipos de imperfecciones. La elección del ácido a utilizar en el peeling va a depender del objetivo que tenga el paciente junto con la valoración del Doctor Especialista. Es ideal para devolverle salud al rostro después de una época que está tan castigado como es el verano.

Terapia Fotolumínica: Procedimientos que consiguen óptimos resultados en el tratamiento de manchas de cualquier índole. Como efecto colateral consiguen un increíble rejuvenecimiento facial sin buscarlo. Hay que tener en cuenta que para poder realizar este tipo de tratamientos el paciente no debe haber estado expuesto al sol (bronceado) como mínimo 2 semanas antes de acudir a la visita médica.

Luz pulsada (IPL): Es un procedimiento sencillo y rápido que no precisa anestesia ni invalidación laboral o social. Se basa en la aplicación de una haz de luz pulsada intensa que estimula la formación de colágeno y elastina, mejorando la textura y luminosidad de la piel y eliminando manchas, rosácea o poros abiertos.

Láser Fraxel Dual: Exclusiva Tecnología Láser utilizada para tratar daños cutáneos leves y graves como cicatrices, manchas solares y marcas producidas por el acné. Precisa de anestesia tópica durante 30 minutos.

Según la Dra. Cabrera, todos los tratamientos Médico Estéticos que han sido descritos anteriormente, siempre se potenciarán si el paciente realiza un cuidado domiciliario constante y lo acompaña con un estilo de vida saludable. El cuidado de la piel debería ser un acto constante durante todo el año, y no puntual, si no queremos sufrir las consecuencias.