Además de ser una auténtica bomba de placer para el paladar, ahora también van a ser tus mejores aliados para cuidar la piel. Te desvelamos todos sus beneficios ‘beauty’


Como alimento despiertan pasiones, pero como activo cosmético no tienen precio. Chocolate, vino, miel, coco, caviar, calabaza… Cada vez que pensamos en estos ingredientes se nos hace literalmente la boca agua, pero ahora también van a convertirse en imprescindibles en nuestra rutina diaria de cuidados. Toma nota, te desvelamos todas
las propiedades de estas delicias para que elijas la más se ajusta a tus necesidades. Aviso: es probable que quieras probar todas…

Dale chocolate a tu piel

La chocolaterapia es uno de los tratamientos de belleza que más de moda se ha puesto en los últimos años, ya que sus beneficios son ilimitados. En esta técnica no se emplea el chocolate que consumimos habitualmente, sino cacao puro al que no se le añade ni azúcar ni leche, por lo que es un antioxidante muy potente para la piel. Además, la presencia de teobromina, taninos y polifenoles en la composición del cacao hace que los masajes y las envolturas corporales ayuden a quemar la grasa acumulada y a reducir la celulitis. Pero también el chocolate se ha convertido en un ingrediente clave en los cosméticos faciales. ¿La razón? Contribuye a luchar contra los radicales libres que provocan las arrugas y líneas de expresión.

No te prives del caviar

Los azúcares que contiene hidratan en profundidad, y las vitaminas y oligoelementos que aporta revitalizan al máximo. Pero no solo eso, cuando las proteínas del caviar llegan a la capa media de la piel, son usados como bloques para formar fibras de colágeno y elastina. ¿El resultado? Más firmeza, lozanía y brillo en la piel, lo que explica que se le atribuya un efecto ‘lifting’ inmediato. Por todos estos motivos el caviar es el mejor aliado de las pieles maduras o castigadas que necesitan un remineralizante de acción intensiva.

Endúlzate con miel

La miel contiene todo el poder de las flores. Está llena de agua floral que cuenta con numerosas sales minerales, aminoácidos y vitaminas A, B y C. También es fructosa y rica en glucosa, dos azúcares que aprovechan el agua en las capas superiores de nuestra piel. Pero ahí no acaban sus bondades: es antioxidante, antiséptica, hidratante, calmante, tonificante y revitalizante. Por ello no es de extrañar que la miel se cuele en muchos de los mejores productos de cuidado de la piel: sérums, cremas hidratantes, mascarillas…

Abusa del vino

El uso del vino tinto (y las uvas) en la belleza se ha puesto de moda debido a que contiene polifenoles, unas moléculas que poseen hasta 50 veces mayor acción antioxidante que la vitamina E y 30 veces más que la vitamina C. Por este motivo los masajes y envolturas con vino son los más aclamados entre las que buscan tonificar la piel e hidratarla en profundidad. Aunque los cosméticos tampoco han podido resistirse y ya incluyen vino tinto en muchas de sus formulaciones. ¿Sus beneficios? Difumina las arrugas existentes y proporciona elasticidad, juventud y firmeza al rostro.

Sigue bajando, te descubrimos todos los cosméticos que necesitas para darle de comer a tu piel.