¡Toma nota! Estos champús baratos serán tus mejores aliados si quieres probar el método curly para conseguir un pelo rizado y lleno de vida.


Seguramente en los últimos años, si tienes el pelo rizado, habrás escuchado hablar en más de una ocasión del ya archiconocido método curly. También conocido como método curly girl o curly hair. Se trata de un método, tal y como su nombre indica, que busca encontrar la forma más adecuada de cuidar el cabello rizado; y que pretende enseñar cuál es la mejor manera de dar vida a los rizos.

Surgió a raíz de que la estilista estadounidense Lorraine Massey escribiera el libro Curly Girl: The Handbook; que pronto se convirtió en la biblia de las mujeres con el pelo rizado y que ahora, gracias a las redes sociales, ha cobrado aún más protagonismo. Algo que no nos extraña lo más mínimo. Y es que la filosofía de este sistema no es otra que entender cómo es nuestro pelo y aceptar su naturaleza. Una idea que bien podríamos aplicarnos a nuestro día a día y no solo a nuestra melenaza.

Como el método curly busca que aceptemos nuestro pelo tal y como es y que, a partir de ahí, lo mimemos de la forma más natural posible; sus adeptas utilizan siempre productos que cuiden su cabello rizado sin ingredientes extraños y que, a la larga, puedan dañar el pelo. Por ello, lo más común es que eliminen de sus rutinas capilares las planchas o secadores a altas temperaturas y que dejen a un lado las mascarillas, acondicionadores y champús sin sulfatos, siliconas ni alcoholes. Y es precisamente de esto último, de los champús, de lo que vamos a hablar hoy.

Champús baratos para dar vida a tus rizos a través del método curly

Según el método curly, los champús que se tienen que usar para conseguir una melena rizada de escándalo son aquellos que no cuenten con nombres raros en la descripción de ingredientes. Champús que no hagan que nuestro pelo se estropee más de lo que nos gustaría.

Existen multitud de marcas diseñas expresamente para que cada persona potencie sus rizos. Sin embargo, según el método curly, es posible usar champús de supermercado, buenos, bonitos y baratos. Eso sí, siempre y cuando cumplan con la premisa de no contar con sulfatos, fosfatos, aceites minerales o alcoholes. Una premisa que nosotras hemos seguido para seleccionar en este artículo seis champús aptos para cabellos rizados que se adapten a la perfección a este simpático método. A precios low cost y muy fáciles de encontrar, estamos seguros de que te enamorarán.