Todas sabemos que una buena rutina facial es la clave para obtener una cara luminosa, hidratada y libre de imperfecciones, por eso la tecnología ha avanzado muchísimo en lo que a cepillos faciales se refiere. Los encontramos en el mercado de todas las marcas, formas, usos y colores que podamos imaginar, pero en los últimos meses algunos han despuntado como los mejores complementos de nuestra rutina de skin care.


Los cepillos faciales antiarrugas se están convirtiendo en un must de skin care, que no podéis dejar de tener en vuestros neceseres. Sin duda, uno de los pasos decisivos en el cuidado de nuestra piel es la limpieza, es también en el que debemos poner mayor atención. Ya que mantener una buena limpieza facial eliminará las células muertas de nuestro rostro, el exceso de grasa y favorecerá la circulación de los capilares de la piel de nuestra cara; haciendo que nuestra piel luzca mejor que nunca. Gracias a estos cepillos de última generación podrás llevar la limpieza de tu piel a otro nivel. Para orientarnos debemos tener claro que existen principalmente dos tipos de cepillos faciales en el mercado: los cepillos vibratorios y los cepillos eléctricos rotatorios.

Los cepillos vibratorios funcionan muy bien y está demostrado que las vibraciones que producen son beneficiosas para el favorecimiento de la creación de colágeno en nuestro cutis, evitando así la flacidez y las arrugas de expresión. Además, esta clase de cepillos para limpieza facial usan cerdas de silicona que son los más adecuados para pieles sensibles, son capaces de limpiar gran cantidad de impurezas sin irritar la piel y también podrás usarlos en la ducha ya que son completamente resistentes al agua.

Con los cepillos faciales antiarrugas de tipo Foreo notarás los resultados instantáneamente

La marca Foreo dispone de una gran gama de cepillos vibratorios, estos dispositivos tienen una vibración especifica modulable en intensidad que permite masajear la piel al mismo tiempo que realizamos nuestra limpieza. Esta vibración favorece la circulación de la sangre en el rostro. Sirve tanto para limpiar como para la aplicación de productos como cremas hidratantes, tónicos y serums. Existen varios tamaños para las distintas zonas de la cara e incluso para el cuerpo, el suave material con el que está fabricado evita que irritemos nuestra piel y, además, avisa de cuando has pasado el cepillo suficiente por una zona concreta, foreo lo tiene todo controlado y los cambios son visibles al instante, sobre todo en la limpieza de puntos negros y la iluminación que aporta a nuestra cara.

Los cepillos eléctricos rotatorios son un poco más agresivos que los anteriores y se utilizan para realizar una exfoliación, limpieza profunda, masajes… normalmente tienen cabezales distintos e intercambiables que podrás cambiar dependiendo del tratamiento que te quieras realizar.

Muchas marcas como Remington o Braun ya tienen sus cepillos eléctricos en el mercado, sus características más habituales son que puedes programarlo en distintas velocidades con lo que conseguirás una limpieza profunda de cada poro extrayendo toda la suciedad, restos de maquillaje, grasa e impurezas.  

La clave de toda rutina facial es probar y encontrar lo que mejor funciona con nosotras

Además de estos tipos más usados de cepillos, la especialización del cuidado facial ha hecho que existan dispositivos y cepillos distintos dependiendo de la zona de la cara que queramos tratar, por ejemplo, la marca Foreo ha desarrolllado un dispositivo especializado en el tratamiento de las bolsas de los ojos. Su exclusiva tecnología cuenta con 2 modos, cada uno de ellos diseñado para masajear suavemente y alisar el contorno de los ojos. La idea es reproducir suavemente la sensación de un masaje manual con ligeros golpecitos para prevenir los signos de envejecimiento antes de que empiecen a desarrollarse. Además, disponen de distintos modos en los que combina los golpecitos con delicadas pulsaciones, para borrar los signos de envejecimiento más pronunciados.

Es el momento de dejarnos sorprender por complementos en nuestro cuidado del día a día y probar a experimentar una limpieza más profesional.

¿Ya has elegido el tuyo?