Es una de las claves para conservar nuestra salud, pero también la de nuestra piel. Dormir bien hace que el rostro resplandezca y es el mejor aliado contra las bolsas y ojeras 


Es de sobra conocido que dormir bien es una de las claves para conservar nuestra salud. Pero no hablamos solo a nivel mental y corporal, sino también para la salud de nuestra piel. Bolsas y ojeras, son las primeras en delatar la carencia de un sueño reparador. Pero también el aspecto de tu rostro, incluso mantener el control sobre tu peso, tienen mucho que ver con una rutina de descanso saludable.

Los beneficios de una buena siesta son infinitos: regulan la temperatura corporal, mejoran nuestro rendimiento…

En el caso de la siesta reduce el estrés, y nos ayuda a combatir los efectos negativos que una noche en duermevela y descanso insuficiente, causan en nuestras hormonas. Los expertos aconsejan que sean cortas. Mejor de entre 15 y 20 minutos porque, de lo contrario, podemos provocar insomnio o desvelarnos al ir a dormir por la noche. ¿Más beneficios? Regulan la temperatura corporal, mejoran nuestro rendimiento… En definitiva, dormir bien influye en la salud de tu organismo y de tu piel.

¿Qué consejos son claves para conseguir que tu piel se beneficie de un buen sueño reparador?

  • Procura acostarte siempre a la misma hora y levantarte con rutina similar. Entre 6 y 8 horas es perfecto. Notarás que tu piel lo agradece luciendo joven, luminosa y descansada.
  •  Mejor si cenas pronto y lo distancias del momento de irte a la cama. Si tu estómago está lleno cuando pretendes dormir te costará conciliar el sueño. Y no olvides que las porciones sean pequeñas y ligeras.
Aparca las pantallas de smartphone, ordenador o tablet antes de irte a dormir y nunca los lleves de compañía a la cama.
  • Nada de bebidas estimulantes como té o café a partir de media tarde. Sus efectos pueden amargarte el momento de reposar la cabeza e intentar conciliar el sueño.
  • Realiza ejercicio. Al menos camina 30 minutos diarios. Sabemos que es clave para mantener la salud de nuestro organismo pero también nos ayudará a dormir bien.
  •  Aparca las pantallas de smartphone, ordenador o tablet antes de irte a dormir y nunca los lleves de compañía a la cama. Tu cerebro te lo agradecerá permitiéndole centrarse en la única tarea clave cuando te vas a la cama: conciliar el sueño.

Convierte tu descanso en tu aliado de belleza

Comienza con una ducha relajante y mientras, aplica en el rostro una mascarilla purificante. Te ayudará a limpiar en profundidad y estimular las funciones cutáneas mientras duermes. Si contiene caolín, extracto de fresas, extracto de yedra, alantonina y vitamina B6 le darás vitalidad, luminosidad y frescura.

Si sigues una rutina de sueño adecuada verás reflejados en tu piel todos sus beneficios

Si lo que te preocupa es la celulitis aplica una crema con extractos vegetales y algas. Aumentas el poder energético de las células y activas el proceso quema-lípidoscreando un efecto barrera para evitar almacenar de nuevo grasa. Y sobre todo, no olvides dormir bien: es el mejor tratamiento de belleza.

Y si antes de llegar a casa puedes darte un buen masaje, como el californiano, aún mejor. Y acompañarlo de una infusión relajante antes de acostarte. Meditar y/o hacer ejercicios de respiración, también ayudará a que tus células están preparadas para trabajar mientras duermes. NO olvides que, dormir bien es el mejor tratamiento de belleza.

¿Y en cabina?

Puedes reparar tu piel y hacerlo en tan solo 60 minutos gracias a Révélation Lumière de Jeunesse. Es el último ritual relajante de Maria Galland. Una combinación única de técnicas que aúnan gestos antiedad con el fin de estimular y activar las fibras de elastina y colágeno. Mediante movimientos de cepillado ejercemos  un efecto tonificante y estimulante de los músculos, y con  movimientos de amasamiento eliminamos toxinas.