Aceites bio

Los grandes beneficios de los aceites bio para tu piel 

Los aceites bio son claramente tendencia. Desde que celebrities y actrices de todo el mundo los pusieran de moda son ya un imprescindible.

Los aceites bio son claramente tendencia. Desde que celebrities y actrices de todo el mundo, como Victoria Beckham o Kim Kardashian, dieran a conocer su afición por el uso de aceites bio y los convirtieran en esenciales dentro de sus neceseres de belleza, podemos asegurar que se han transformado en cosméticos imprescindibles. 
Aceites bio

Qué hace que los aceites bio sean irresistibles

¿Entre sus virtudes? La gran mayoría son polivalentes, ligeros, y se alejan del conecto de aceites grasos que muchas personas no soportan. Sin olvidar sus aromas. Eso es algo que los posiciona en el eje central de la experiencia de bienestar que buscamos cuando dedicamos unos minutos a nosotros mismos. Entre ellos destacan los aceites esenciales cítricos, de limón y naranja, ricos en Vitamina C. Potencian la formación de colágeno, refuerzan los tejidos, reafirman y alivian la aparición de los clásicos hoyuelos asociados a la celulitis.
Aceites bio
Pero tan importante como emplear aceites bio es estimular y activar la microcirculación previamente. ¿Cómo? realizando un scrub. Mejor si lo realizas con un guante de crin o silicona y trabajas con movimientos circulares de rotación ascendentes. Además de eliminar toxinas y células muertas estarás combatiendo la piel de naranja y la retención de líquidos.

¿Cómo y cuándo?

Otro detalle fundamental es emplearlos en el momento oportuno. Los aceites bio corporales, por ejemplo, suelen funcionar mejor cuando los aplicamos sobre la piel húmeda. Se consigue de esta manera atraer y retener el agua, a diferencia de las cremas que podemos aplicarlas en cualquier momento.
Aceites bio
No olvides, en el caso del aceite, hacerlo con la piel ligeramente humedecida y esperar antes de vestirte ya que pueden manchar. Mi recomendación es combinar ambas texturas en días alternos. Es una gran alternativa a la hora de conseguir que tu piel permanezca suave, luminosa e hidratada. Recuerda que el aceite se queda en la capa más superficial, penetrando menos en la epidermis. Por el contrario, la crema penetra en la piel de manera más profunda por el agua que contiene su composición. Ambos nos ayudan a mantener el nivel de hidratación óptimo de la piel, imprescindible para su salud.
X