¡Protege tus ojos del sol! Ese es el objetivo que os propongo para este verano, que te preocupes de cuidar tu mirada en tus vacaciones estivales.


¡Protege tus ojos del sol! Ese es el objetivo que os propongo para este verano. Nos preocupamos de mantener la celulitis a raya, incluso preparamos nuestro propio spa en casa cuando el tiempo libre nos lo permite. Pero ¿qué pasa con nuestra mirada?

Protege tus ojos del sol de manera especial si tienes sensibilidad o se irritan con facilidad

Especialmente sensible y expuesto aún más en verano, el contorno de ojos requiere una página aparte en nuestro diario de belleza. Por eso os propongo consejos, cosmética y protocolos que te ayudarán a protegerlos de los estragos del sol y a presumir de mirada.

1. ¿Patas de gallo? Se forman no solo por el paso de los años y la genética sino también por gestos que repetimos y que, durante el verano se incrementan. ¿El motivo? la exposición constante al sol nos obliga a cerrar los ojos para minimizar el impacto lumínico. Para evitar sus efectos además de emplear visera y gafas de sol, es clave un cosmético específico que hidrate y nutra, y nos proteja de la irritación cutánea y solar.

Con fórmulas inteligentes evitan que el sudor o el molesto lagrimeo penetre en los ojos además de prevenir la aparición de arrugas. Resultan realmente cómodos los que vienen en barra. Ideales para tener siempre a mano y aplicarlos también en los párpados.

También recomiendo estimular una vez a la semana con un peeling facial para eliminar células muertas

2. Limpieza específica. Importante al finalizar tu jornada de playa o paseo, la rutina en casa. Aunque apenas te maquilles es fundamental eliminar cualquier resto. Funcionan y te ahorrarán tiempo los bifásicos capaces de acabar con cualquier resto en apenas segundos.

Protege tus ojos del sol de manera especial si tienes sensibilidad o se irritan con facilidad. Recuerda que es clave emplear productos hipoalergénicos, que hayan sido testados a nivel dermatológico y oftalmológico. Formulados con un pH similar al de la lágrima, no irritan ni provocan picor.

Protege tus ojos del sol especialmente si eres fotosensible

3. Bolsas y ojeras bajo control. Como las noches son más largas y cambiamos de hábitos y rutina, puede que aparezcan desmejorando tu aspecto de piel descansada. Lleva en tu neceser parches de gel. Serán tus mejores aliados para reducir la hinchazón y las tonalidades oscuras, iluminar y potenciar tu mirada. Otra opción que ayuda es realizar un masaje drenante con dos cucharillas que previamente deberás enfriar en la nevera.

4. Atención ojos claros o fotosensibles. Arrugan con más frecuencia la zona, y ese gesto afecta de manera especial al entrecejo. Estas arrugas son producidas por un gesto, un movimiento muscular algo que es muy difícil de reeducar. Como cuidados diarios, es fundamental hidratar la zona y nutrirla, mañana y noche. Y, por supuesto, no olvidar nunca la protección solar.

Importante al finalizar tu jornada de playa o paseo, la rutina en casa

También recomiendo estimular una vez a la semana con un peeling facial para eliminar células muertas y conseguir una mejor penetración de los productos cosméticos que se encargarán de regenerar el tejido. Como PLus Action, encargado de provocar la renovación celular desde las capas más profundas consiguiendo reparar y promover la creación de colágeno, elastina y ácido hialurónico. Todo gracias a su exclusiva formulación a base de péptidos que mimetizan con la piel.

5. ¿Y en cabina? Pero si hay algo que protegerá tu contorno de ojos y lo dejará listo para disfrutar de los ratos al sol, es Eye Momentum. Un protocolo de Maria Galland que gracias a su mascarilla peel-off tonifica, minimiza los estragos del sol y aporta un aspecto joven y radiante.

Un baño de hidratación y frescura combinado con un masaje de relajación que calma la sed de la piel, alisa, y rellena. Un regalo absoluto para presumir de mirada en verano. Se recomienda una sesión semanal a la vuelta de las vacaciones durante un mes.