Casi cada día, nos ponemos en pie con firmes propósitos y en el top 10 de deseos siempre está empezar a hacer deporte. Este año, sí, lo lograrás (tenéis nuestra palabra). Porque desde SEMANA te acompañamos para que conquistes tu objetivo. Por eso arrancamos una promesa: «Conseguir unos brazos torneados y firmes pasados de largo la barrera de los 40». Y es que más allá de tu talla, el deporte será tu mejor amigo para una vida más plena. Con la vista puesta en la increíble figura de Begoña Gómez, queremos comenzar un viaje por su rutina deportiva. Y recuerda, «todo es posible, si le pones ganas y ánimo». ¡A por ello!

Antes de que sigas bajando y llegues al grueso del artículo, queremos reseñar que nuestro cuerpo, con la edad, gran grasa ‘de per sé’. Forma parte de nuestra naturaleza, la ralentización del metabolismo y los cambios hormonales. Pero, pese a todo, hay cosas que podemos hacer para mejorar. Unos brazos bien marcados solo se consigue si creas un déficit calórico y reduces el porcentaje de grasa. Por eso, no sirve de nada hacer mucho deporte, sino cuidamos la alimentación.

Cómo conseguir unos brazos fuertes y firmes como los de Begoña Gómez

Begoña Gómez
Gtres

La figura atlética de la que Begoña ha presumido en la cena que el Presidente del Gobierno ofrece en el Museo Del Prado y, en concreto, sus brazos, llamativamente torneados y firmes (y a la vista gracias a un precioso vestido asimétrico con un solo tirante) han acaparo toda la atención de los medios, que han admirado el buen físico que presenta la bilbaína, y que recuerda mucho a la Reina Letizia y deja claro que es fruto de una rutina de ejercicios bien marcada y llevada a cabo con disciplina.

Sin duda, presumir de unos brazos firmes, en los que se marcan con los bíceps y tríceps, es uno de los deseos más pedidos por todas. Sin embargo, el único secreto radica en la practica de deporte. Sabemos que ella es una apasionada de la vida sana y tras llegar su marido a la presidencia del Gobierno, era muy habitual verla en un gimnasio haciendo pilates o ejercicios aeróbicos.

La natación también es clave para fortalecer los brazos. Pero, tendrás que practicarlo de forma regular. No sirve solo con chapotear. Hay que esforzarse. Por supuesto, el boxeo también ayuda. Y por último, pero no menos importante, los ejercicios de fuerza con pesas o mancuernas son SÚPER IMPORTANTES para decir adiós a brazos flácidos y perfectos para mejorar la tonacidad. Además, el trabajo de fuerza es el mejor para prevenir la pérdida de masa muscular derivada de la osteopenia y la osteoporosis.

Letizia sube la apuesta e instala un rocódromo en Zarzuela

Sabemos que el cuerpo armónico y fuerte de la reina es fruto de una genética privilegiada, dieta, el ejercicio físico y mucha disciplina. Sabemos que la esposa de Felipe VI, es muy deportista, y hace yoga, pilates o spinning. Pero, además, es fan confesa de la escalda y hasta ha pedido la instalación de un rocódromo en Zarzuela. Todo esto, en conjunto, contribuye a mantener una figura sana, fuerte y firme.