Si eres fiel seguidora de nuestras noticias, seguro que te ha dado cuenta que en más de una ocasión hemos hablado de la Kombucha. Una bebida oriental que arrasa entre las famosas y que si no has probado, deberías hacerlo ya.

Son muchas las celebridades que la consumen diariamente, dicen que hasta la Reina Letizia ha caído a su increíble sabor y propiedades. Además, Tamara Falcó o Paz Padilla también le han hecho un hueco en sus rutinas. Blanca Romero ha sido la última famosa en sumarse a esta moda.

La bebida que adoran Blanca Romero y la Reina Letizia es la kombucha, hecha por la marca extremeña Komvida

¿Qué es la kombucha? De tradición milenaria y natural, se trata de un té fermentado rico en polifenoles. Estos compuestos cumplen en el organismo una función antioxidante y poseen efectos vasodilatadores y antiinflamatorios. Además, son perfectos para combatir la diabetes y la obesidad y mejora el sistema inmunológico gracias a su contenido de vitamina B12 y enzimas.

También ayuda a perder peso y funciona como un refresco pero sin engordar, entre otros beneficios. Al ser tan saludable, puedes tomarlo a cualquier hora del día. Puede acompañar una comida, una salida o simplemente refrescarte cuando tengas sed. Pero, si quieres aprovecharte de todos sus beneficios probióticos, prueba a tomarlo en ayunas.

Esta bebida es famosa por sus propiedades terapéuticas

La kombucha está hecha a base de té y con la fermentación de hongos, bacterias y levaduras.  La verdad es que esta bebida, de la que todo el mundo habla, ya la tomaban los antiguos emperadores de China y los samuráis, que la conocían como el ‘elixir de la vida‘. La kombucha de Komvida es 0% azúcar añadida y cada botellita tiene entre 19-29 kcal o, lo que es lo mismo, que un calabacín más o menos.

Pero tienes que tener en cuenta que durante la fermentación (un proceso por el que también pasan la cerveza y el vino) también se desarrolla alcohol. La cantidad es mínima, en torno a un 0,5%, por lo que no se considera una bebida alcohólica, pero es interesante que lo tengan en cuenta las embarazadas y las personas con dolencias hepáticas o alguna patología intestinal o del sistema inmunológico.