Si buscas un maquillaje de larga duración que esté contigo en tus jornadas maratonianas, opta por el favorito de Sara Carbonero


Desde la mañana a la noche, nunca hemos visto a Sara Carbonero caer en un renuncio. Siempre perfecta, presume de que su maquillaje está impecable en cualquier ocasión. Lo mismo la vemos radiante llevando a sus hijos, Martín y Lucas al colegio, como en su jornada laboral en la radio o en sus salidas nocturnas a los lugares de moda de la capital. Ahora, hemos descubierto cuál es su secreto. Y es que Sara tiene la base de maquillaje a prueba de ¡todo! Perfecta ahora que tenemos que lucir nuestra mascarilla obligatoria para evitar la propagación del coronavirus. Si buscas una base de larga duración que esté contigo durante todas tus jornadas maratonianas, ficha la que usa Sara Carbonero. Y sí, también es a pruebas de mascarillas.

Sara Carbonero nos desvela cuál es su base de maquillaje que usa día sí, día también

La presentadora confía en Infalible 24H Freshwear, la base de maquillaje más icónica de L’Oréal París, marca para la que es imagen, que ahora se reinventa con una nueva fórmula que consigue que el maquillaje se fije más de 24 horas. Esta base de maquillaje de larga duración y cobertura modulable lo resiste todo. Desde la propia firma de cosmética nos dan un truco de experto «aplicar después de la prebase alisadora de Infalible para prolongar el resultado del maquillaje». ¿Lo más? Hay 34 tonos disponibles por lo que seguramente habrá uno que se adapte a tu tono de piel y se funda perfectamente con tu rostro.

Esta nueva base de maquillaje también absorbe la grasa de la piel con su nueva fórmula «Oxygen techonology» que contiene Air Licium y sílice absorbente; además, cuenta con una textura ultra ligera y suave que se extiende creando una película ultrafina y transpirable. Por si fuera poco, también incluye Vitamina E y SPF25 para proteger tu piel de los rayos UV y las agresiones externas.

Aplica tu base de maquillaje como si fueras un profesional

Desde la firma nos revelan como aplicar este maquilla y nos aseguran que lo mejor es practicar aquello del “menos es más”. Para ello, «echa una gota del tamaño de un guisante en la palma de tu mano para no recargar. Lo ideal es que vayas cogiendo el producto de ahí, como si fuera la paleta de un artista». Después, aplica el producto. Tienes 3 opciones para hacerlo: con tus propios dedos —extendiendo a toquecitos de dentro hacia afuera—, con una esponja —mojada pero bien escurrida— o con la brocha conocida como lengua de gato. 

Una vez ya sepas qué herramienta vas a utilizar, «simplemente ve cogiendo pequeñas cantidades de base y extiéndelas por rostro y cuello de manera uniforme«. Consejo de experta: «Ten en cuenta que es mejor a pequeños toquecitos que arrastrando». Para otro acabado profesional, difumínalo. Lo conseguirás dando varias pasadas con la brocha en distintas direcciones para que no se aprecien los trazos.