Es un secreto a voces que Lourdes Montes presta mucha atención a su imagen y su alimentación. Según podemos ver a través de sus redes sociales, la mujer de Francisco Rivera, cuida mucho su piel, y lo hace de maravilla. Es fan confesa de un bálsamo limpiador de Darphin con Aceite de Marula y Aceites Esenciales de Salvia, Ylang-Ylang y Palo de Rosa, los cuales prometen eliminar las impurezas del rostro, aliviar la tirantez de la piel y aportar un extra de hidratación. Visitando su página oficial, podemos comprobar que el 85% ingredientes son de origen natural.

Lourdes Montes nos confía uno de sus secretos de belleza

Hablamos del bálsamo Limpiador Aromático al Palo de Rosa de Darphin (30 euros los 40 ml). Su fin principal es disolver el maquillaje y las impurezas. La textura en aceite permite disolver el exceso de grasa y regula su producción. Limpia impurezas y suciedad sin dañar, ni irritar la piel. Mantiene la hidratación proporcionando suavidad y luminosidad a la piel, sin dejar sensación de sequedad después de la limpieza. Su consistencia balsámica similar a la miel se transforma al contacto con el agua en una crema de apariencia lechosa que limpia suavemente a la vez que protege la barrera natural de la piel.

No nos extrañaba que la diseñadora tenga adoración por este producto. En primer lugar, por su rápida acción y absorción con la que ahorra tiempo cuando su agenda no le permite una sesión de cuidados más profundos. Y también porque es apto para todo tipo de pieles, especialmente para las maduras deshidratadas, cansadas o con signos de fatiga.

¿Cómo se aplica? Pon el bálsamo, por la mañana y por noche, sobre la piel humedecida del rostro y del cuello. Masajea delicadamente con la yema de los dedos, efectuando movimientos circulares. Al contacto con el agua, se transforma en una leche sedosa, no grasa y no comedogénica.

El palo de rosa es un ingrediente que va muy bien para tratar las arrugas

El aceite esencial natural de Palo de Rosa es uno de esos componentes ‘casi poderosos’ conocidos por sus bondades regeneradoras. Ayuda a decir adiós al acné y la dermatitis y es muy bueno para prevenir la aparición de granitos y puntos negros. Se usa tanto en recetas para cremas de cara, como para el cuerpo.

Está especialmente indicado para pieles secas, así como para la piel arrugada e imperfecta. Es un potente antiedad; además, el olor es muy apetecible, ya que huele a rosas frescas. Gracias a su experiencia para los sentidos, también tiene fines terapéuticos y se usa para aliviar la tensión, -está valorado como un aceite relajante y tranquilizante con propiedades antidepresivas-. ¡Una maravilla!