La hija de Paz Padilla nos ha dado las claves (y los productos) para que el pintalabios nos dure intacto todo el día. ¡Es toda una clase magistral!


¿Alguna vez has querido usar el pintalabios pero al pensar en la mascarilla, la taza de café o el vaso de refresco te has echado para atrás por miedo a que este se borrara y quedase a parches? Pues eso por fin se ha acabado. Y es que Anna Ferrer Padilla ha compartido a través de su cuenta de Instagram el secreto infalible para que el pintalabios se mantenga intacto e impecable durante todo el día y nosotras nos olvidemos de él con el paso de las horas. Ha sido a través de un original vídeo en la red social donde la influencer y diseñadora nos ha dado las claves para conseguir que nuestro labial no se mueva. ¡Y hoy venimos a contártelas paso a paso!

Para que puedas ir preparándote, te adelantamos que necesitarás un cepillo de dientes usado (sí, de esos que tiene todos los pelos despeinados); un bálsamo labial hidratante; y, sobre todo, el mismo pintalabios que usa la hija de Paz Padilla: el SuperStay Matte Ink de Maybelline New York. Se trata de un labial de larga duración cuya fórmula efecto tinta líquida con pigmentos de color ultrasaturado no cuartea ni reseca los labios. Es permanente, no transfiere y tiene una duración de hasta 16 horas, lo que nos da la seguridad de que siempre estaremos tan perfectas como cuando salimos de casa.

Paso a paso: Así consigue Anna Ferrer que su pintalabios dure todo el día

«Primer paso: Es muy importante exfoliarte bien los labios. Yo uso un cepillo de dientes antiguo»; explica Anna Ferrer Padilla a través de su vídeo en Instagram. «Después hidrátatelos bien. Esto es fundamental también»; añade. «Una vez que ya estén secos, ahí ya es cuando empezamos. Yo utilizo este labial, el Matte Ink de Maybelline, porque aguanta muchísimo. Este es el tono 20 que me flipa»; tal y como os adelantábamos antes.

«Con el propio aplicador, como va en punta, podemos delinear y después simplemente rellenar. O sea, no necesitas nada más»; cuenta la joven. «Un truquito que yo uso es utilizar un tono un pelín más claro en el centro del labio, en la parte superior e inferior. Difuminado, queda ese efecto como volumen. ¡Me flipa!». Y ya estaría, labial perfecto durante horas. Pero eso no es todo, y es que la joven también ha querido dar otro consejito más. «También puedes usar un tono más natural según más te apetezca». ¡Y es que este pintalabios está disponible en 33 tonos diferentes! ¡Una pasada!