La hija de Paz Padilla ya está pensando en su nuevo look. Cada cierto tiempo Anna Ferrer nos sorprende con un nuevo corte o color, no le tiene miedo a los cambios y le encanta ir a la moda con su melena. Han sido tantos los cortes de pelo que le hemos visto llevar que os hemos hecho una recopilación de los cambios más radicales. Ficha los tips de belleza para elegir un buen corte de pelo y no te pierdas el cambio de la influencer.

Uno de los cambios más drásticos fue dejar atrás su cabello liso y moreno, con él Anna se parecía mucho más a su madre. Los tintes oscuros siempre endurecen los rasgos, el rubio y el castaño dulcifican y aportan mucha luz al rostro. Por eso, unas babylights o una balayage son una estupenda opción para quitarnos unos años de encima. Antes de realizar su cambio más radical, la instagramer pasó de la melena castaña al rubio liso desfilado, lo dejó crecer hasta el punto de llevar el pelo casi a la altura del pecho. Este corte y color le sentaban muy bien, pero, sin ninguna duda una de las mejores apuestas fue el corte pageboy. Este corte es reconocible por tener de largo máximo por debajo de las orejas, algunas lo peinan liso o, como Anna Wintour, hacia dentro con flequillo.

A la melena de Anna Ferrer le sienta muy bien el corte wob

El corte bob long fue una de sus apuestas más acertadas y es el corte al que nos tiene acostumbradas en los últimos tiempos. En su versión ondulada suele llamarse corte wob, que es un poco más corto que el bob long tiene una base más cuadrada y anda a caballo entre el corte pageboy y el bob long. El truco para saber el largo máximo o ideal de nuestro pelo es midiendo la altura de nuestro rostro. La misma medida del rostro desde la barbilla debería ser el tope de largura de nuestro cabello.