Ana Obregón, que está descansando estos días en Mallorca, nos ha compartido algunos de sus secretos  para mantener la celulitis controlada y tener un color de piel saludable


Como todos los años, Mallorca está siendo el refugio de Ana Obregón este verano. Desde allí, la presentadora va contando sus reflexiones y pensamientos en estos días de descanso. También, por suerte para sus seguidores, va compartiendo algunos de los trucos de belleza que han permitido que mantenga una figura más que envidiable y que la celulitis no esté presente.

Aunque no está siendo el mejor verano para Obregón, la presentadora va poco a poco dejándose ver y recuperando viejas costumbres que marcaban la llegada de la temporada estival. Entre ellas está su célebre posado en bañador, que este verano hemos podido volver a ver, aunque con variaciones.

Si en otras ocasiones acudía a la cita con el verano rodeada por una nube de fotógrafos, esta vez el posado lo ha realizado ella sola en una cala de Mallorca, en la intimidad, y mucho más acorde con los tiempos que corren.

Desde el que ha sido el refugio de la familia durante el verano comparte, además de la imagen, los secretos de algunos de los tratamientos que han ayudado a que, a sus 66 años se mantenga tan en forma como lo hacía hace 20.

Un bronceado de lo más natural

El gusto de Ana Obregón por una vida saludable, siempre con una alimentación equilibrada y el ejercicio muy presentes, es parte fundamental de esa buena línea que siempre ha mantenido. Pero una vida sana no siempre evita que haya que lidiar con algunos problemas estéticos.

Por eso, Ana se ayuda también de la cosmética. Así, la presentadora se vale de ampollas corporales con efecto flash que pueden aplicarse en distintas zonas del cuerpo, y que sirven para tratar distintas preocupaciones estéticas en función de su formulación.

Las suyas son de la marca La Cabine y según cuenta, utiliza de dos tipos y para dos cosas muy distintas. Por un lado, para tratar la celulitis, y por otro, para obtener un color de piel natural sin correr riesgos innecesarios, algo que está muy en boga ahora que hemos tomado conciencia de los daños que el sol puede provocar en la piel.

Verano en aguas del Mediterráneo

Lo de cuidar la piel es básico durante todo el año, pero lo es más aún estos días en los que el sol calienta con fuerza y ella descansa en aguas de Mallorca. Por eso la presentadora apuesta por tratamientos que, además de ese toque de color, aporten vitaminas y cuidados para mantener la barrera hídrica de la piel.

De este modo se logra prolongar el color sin excederse con las horas de sol y que, además, la piel mantenga un aspecto jugoso y nutrido y no se vea afectado por los radicales libres.

Ayuda contra la celulitis

Ana Obregón se ayuda de otra formulación para combatir la celulitis, un problema estético con el que lidian muchas personas y que, además, erróneamente hay quien relaciona con una cuestión de peso, cuando, según los expertos, nada tienen que ver.

El tratamiento de Obregón está centrado en atacar a la llamada piel de naranja. Con ese nombre es como se conoce de manera habitual a ese aspecto irregular, con nódulos que presenta a veces la piel. Para contrarrestarlo, uno de los pasos más importantes es el drenaje. Con él se consigue que la retención de líquidos que habitualmente acompaña a este problema estético ampliándolo, si no desaparece, al menos mejore.