Amaia Salamanca ha reaparecido en Instagram con una imagen muy diferente a la que tiene acostumbrados a sus seguidores


Amaia Salamanca es una de las actrices más admiradas del panorama patrio. Con unas medidas de escándalo, sus característicos ojos azules, una sonrisa perfecta y una personalidad arrolladora, la protagonista de la mítica serie ‘Sin tetas no hay paraíso‘ ocupa, año tras año, un puesto en el ranking de las celebridades que más gustan.

Amaia Salamanca nos sorprende con su cambio más drástico

Su larga melena ondulada color rubio es una de sus señas de identidad y, aunque la hemos visto con el pelo oscuro o algo más corto en alguna ocasión puntual, nunca, hasta hoy, la habríamos imaginado con el pelo tan corto.

Pero, por exigencias del guión, con su última serie de Netflix recién estrenada: ‘Bienvenido al Edén’, Amaia acaba de sorprendernos con un radical cambio de imagen, al pasarse al corte pixie sin previo aviso. Un corto, muy corto, con el que ayer protagonizó unas imágenes en Instagram con algunos compañeros de reparto y que dejó boquiabiertos a todos sus fans.

Un corte arriesgado no siempre fácil de defender pero que a ella, por sus facciones marcadas, le favorece muchísimo. Los pixies extremadamente cortos pueden endurecer las facciones, pero si dejas la capa superior larga, desfilado y el flequillo lateral, como lo lleva la intérprete, el resultado es muy juvenil. Y tú, ¿qué opinas? Además también ha vuelto al rubio, esta vez en una versión casi platino, con las cejas oscuras que resaltan, aún más, sus ojos.

A partir de los 50 el corte pixie es ideal porque estira (visualmente) el cuello

El pelo corto se han convertido en una de las mejores opciones para mostrar un aspecto más joven. Los estilistas aconsejan dejar a un lado el pelo largo llegados los 50 (pero todo dependerá, eso sí, de nuestro tipo de rostro). Y es que cuando llega la menopausia y sus fatídicos cambios hormonales, el pelo sufre un cambio muy significativo. A partir de entonces, es común que empiece a debilitarse, caerse o incluso cambie y pierda textura. Por eso, cortar por lo sano es una muy buena alternativa para no acentuar la fragilidad del cabello.

Dentro de los cortes de pelo corto el pixie da mucho juego y es siempre una apuesta segura. Sharon Stone, por ejemplo, ya lo ha convertido en su seña de identidad. Lo ha llevado de muchas maneras: asimétrico, con patillas muy largas, a tazón, ligeramente ondulado, con tupé… pero siempre impecable. Son cortes muy desenfadados y juveniles que suelen quedar muy bien a todo tipo de caras. Te atreves con un cambio. ¿Cortamos? Recuerda que, si no te convencen, al fin y al cabo, el pelo volverá a crecer. La única pega de su corte de pelo es que hay que retocarlo con frecuencia para que no pierda la forma.