La hija de Vicky Martín Berrocal comparte con la diseñadora aceite corporal. Esta es la elección de Alba Díaz y otras tantas formulaciones que pueden servirte para hidratar la piel y dejarla tersa y jugosa.


Tener la piel hidratada y con aspecto jugoso no solo es cuestión de genética, también de cuidados. Afortunadamente, tras el verano el color dorado y la exfoliación que ya de por sí deja la arena sobre la piel, ayudan a que el tono sea otro, pero aún así, no es suficiente. Especialmente para las pieles más secas, que necesitan una ayuda de cosméticos como los aceites corporales para sacar los mejor.

Aceites para los distintos tipos de pieles

Estos aceites ayudan a nutrir y a dejar la piel con un aspecto lustroso, pero hay que encontrar el que mejor nos va para nuestro tipo. Así, aunque los llamemos aceites, hay algunas formulaciones aptas para las pieles con tendencia a engrasarse que dejan un aspecto hidratado pero seco tras la aplicación.

Alba Díaz parece haber encontrado la opción perfecta para ella, un producto que también hemos visto utilizar a su madre, Vicky Martín Berrocal. En su caso se decanta por la llamada huile prodigieuse de la firma francesa Nuxe. Un aceite que la creadora de la marca, Aliza Jabès, ideó para su propia piel mientras estaba embarazada porque quería proporcionarle un extra de nutrición.

Para el cuerpo y con distintas funciones

Pero no es la única firma que tiene un producto de estas características en el mercado. Los hay además, faciales y corporales, aunque esta segunda versión la que más aceptación tiene, también porque la piel del cuerpo suele reaccionar mejor cualquier tratamiento que la del rostro, que pide cuidados específicos.

Sin embargo, también dentro la gama de los aceites corporales encontramos tratamientos que van más allá de la hidratación. Así, los hay, como los de Acqua di parma, capaces de iluminar la piel. Y firmas como Clarins tienen entre sus gamas aceites con efecto tensor para reafirma la piel además de dejar ese aspecto jugoso a la vista.

 Una aplicación cuidadosa

Aunque ahora los aceites ya vienen en spray o con difusor, es importante a la hora de aplicarla hacerlo con la piel limpia -justo después de la ducha es un momento idóneo- y no echar demasiada cantidad.

Unas gotas serán suficientes en la mayoría de los casos. Si tenemos la piel muy seca entonces habrá que recurrir a las versiones más nutritivas y aplicar un poco más de cantidad. Lo que no varía en ninguno de los casos es la necesidad de dar un ligero masaje para distribuirla bien por la piel y que muestre todo su potencial.