Natalia de Molina se ha atrevido con el color de pelo más llamativo de esta temporada, el rosa, y el resultado no puede ser más sorprendente.


Además de para hacer miles de videollamadas, para estrenarse en Tik Tok y para ponerse en forma vía Youtube, muchas de las famosas del momento aprovecharon el confinamiento para hacerse un improvisado (y alocado) cambio de look. Aunque algunas aprovecharon para cortarse el flequillo recto o para decolorarse las puntas estilo balayage; fueron muchas (quizás demasiadas) las que se atrevieron con cambios mucho más radicales, tiñendo su pelo nada más y nada menos que de color rosa. Actrices nacionales como María Pedraza o Abril Zamora pero también artistas internacionales como  Lady Gaga, Elle Fanning y  Ricky Martin optaron por este color tan llamativo para cubrir su cabello. Y es que la cuarentena fue tan peligrosa como pelirrosa, pero no más peligrosa que el fin del verano. Ahora ha sido Natalia de Molina, la actriz de Las niñas, la que ha querido despedirse de la época más cálida del año con un arriesgado cambio de look: de rubio a rosa.

La que fuera compañera de reparto de Mario Casas en la película Adiós posó hace unos días en su cuenta de Instagram con su nuevo y sorprendente look. Bajo el título de «Pinky Winky», haciendo un juego de palabras entre pink (rosa en inglés) y Tinky Winky, el el teletubbie violeta; la actriz malagueña nos dejaba a todas con la boca abierta gracias a su nuevo pelo rosa.

¿Es llevar el pelo rosa la nueva moda capilar?

Fue gracias a Espacio Q, el salón de belleza especializado en el cuidado y el bienestar de los cabellos rubios; que Natalia de Molina pudiera presumir de pelo rosado. Y es que la intérprete ganadora del Goya revelación por Vivir es fácil con los ojos cerrados y del Goya a actriz protagonista por Techo y comida no se pudo poner en mejores manos para llevar a cabo este cambio tan radical. Con ellos ha trabajado en muchas ocasiones y ellos han sido los encargados de que la actriz presuma de castaños y rubios en más de una alfombra roja. Ahora, tendiéndola de pelirrosa, este centro de peluquería ha vuelto a demostrar que sabe muy bien lo que hace.

Sin duda, el rosa es el nuevo rubio. Ya son muchas las famosas que se atreven con este color de pelo tan poco natural pero tan sumamente favorecedor. Antes que Natalia de Molina, la cuarentena nos dejó a muchas pelirrosas; pero ahora, con las peluquerías abiertas, aún más celebs se animan a teñir su pelo del tono del algodón de azúcar. Un toque de color para esta época tan gris. ¿Qué os parece a vosotras?