Ahora más que nunca cuida la mirada, ya que es la gran protagonista. Presta especial atención al contorno de ojos, para que no tengas una mirada cansada


Ahora que tapamos la mitad de nuestro rostro con las mascarillas, es importante tener una mirada perfecta. Y esta no se consigue únicamente con un buen maquillaje. Si nuestra piel no está en condiciones, este se verá cuarteado y ajado, dando una sensación de suciedad. Por eso es importante prestar especial atención al contorno de ojos, que al disponer de menos glándulas sebáceas que el resto de la piel del rostro (aproximadamente es de 5 a 10 veces más finas), necesita de unos cuidados específicos. Además ten en cuenta que es la parte que más movemos al expresarnos. Todo esto la convierte en el blanco porque es de las primeras zonas que manifiesta tanto el paso de los años como el cansancio. Por esto, es importante utilizar productos específicos como los contornos de ojos.

La zona del contorno de ojos requiere de unos cuidados específicos

La mirada cansada y las ojeras y bolsas están a la orden del día, sobre todo por la falta de sueño, pero si le sumamos el estrés, cansancio, una mala alimentación y falta de cuidados, estas se convierten más visibles en nuestra piel del rostro. Ten en cuenta que con el paso de los años, también se reduce la presencia de colágeno en la zona. Esto se traduce en que esta zona se convierte en la más propensa a la hora de arrugarse, oscurecerse y descolgarse. Además de esto, será un potente aliado para combatir las bolsas y ojeras. Y, según aconsejan los expertos, debe comenzar a utilizarse alrededor de los 25 años. Al igual que optas por una crema hidratante, es importante también tener este producto en nuestro neceser para cada día. Los contornos de ojos son tus aliados.

¿Cómo debe aplicarse?

Hay que prestar especial atención en su modo de uso. Tienes que hacerlo dos veces al día, después de la limpieza facial y evitando siempre el contacto con el ojo. Aplica con los dedos anulares una pequeña cantidad de producto debajo del contorno, justo encima del hueso. Hay que recordar que se recomiendan el uso de estos dedos para no romper los capilares, ya que son los que menos fuerza muscular tienen. A la hora de aplicarlo, hazlo desde dentro hacia afuera. Sigue la zona del hueso orbital con pequeños toques para evitar la retención de líquidos, estimular la piel y reducir las líneas de expresión. Nunca restriegues la zona, ya que podrías dañarla.

Hemos seleccionado 8 potentes contornos de ojos con ingredientes y fórmulas exclusivas que hacen que se conviertan en los productos perfectos para cuidar y mimar esta zona de tu piel. Estos no pueden faltar en tu rutina de cuidados diarios para combatir las bolsas y ojeras. ¡No te los pierdas!