Mantener una alimentación sana y equilibrada es el objetivo. Te damos la lista de los alimentos que no pueden faltar en tu dieta diaria


Las fiestas navideñas están a la vuelta de la esquina y se avecinan muchos días de celebraciones alrededor de una mesa y, con ello, también llegarán esos kilos de más con los que casi siempre comenzamos el año. Dejando de lado esos momentos más especiales, nuestra dieta tiene que ser sana y equilibrada, con los alimentos que nos aporten la energía necesaria, y a la vez cuiden nuestra salud. La lista de alimentos que debemos incluir en nuestra dieta es larga, pero aquí te mostramos siete de ellos que debes tener en cuenta (sí o sí) a la hora de elaborar el menú de cada día.

Los siete alimentos que debes incluir en tu dieta para no coger kilos

Para que puedas llevar una dieta sana, equilibrada y que te permita mantener los kilos a raya te vamos a dar la lista de alimentos básicos (y sus propiedades) que no pueden faltar en algunas de las comidas del día. ¡Toma nota!

BRÓCOLI: Es diurético y tiene una gran facilidad para ayudar a eliminar toxinas del cuerpo, y así, evitar la absorción de grasas y azúcar. Además, con tan solo 100 gramos de brócoli, ingerimos 34 calorías.

ESPÁRRAGOS VERDES: Es un alimento estrella e imprescindible para adelgazar y quemar calorías. Contiene un alto contenido en fibras y gracias a ello, te ayuda a saciarte. Además, reside en la asparagina, un alcaloide que actúa directamente sobre las células y descompone la grasa.

NUECES: Favorecen la elasticidad de los vasos sanguíneos, previenen la formación de coágulos y disminuye la presión alta. Además, contienen Omega 3 y puedes tomar 4 o 5 al día, pero mejor elígelas crudas y sin sal.

HUEVOS: Si lo que quieres es perder peso, este alimento no puede faltar en tu dieta. Son ricos en proteínas y grasas saludables, lo que nos permite quedar saciados con un aporte bajo en calorías.

SALMÓN: Es  una excelente fuente de minerales como el yodo, magnesio, fósforo, selenio, hierro y calcio. Además, aumenta la correcta circulación gracias a su contenido de Omega 3. Inclúyelo en tu dieta al menos tres o veces por semana.

TÉ VERDE: Es el ingrediente perfecto para reducir la grasa abdominal. Las hojas de té verde se cuecen al vapor, lo que impide que se deteriore un potente antioxidante de esta planta. Entre sus beneficios, ayuda reducir significativamente el colesterol malo. Toma un par de tazas cada día.

AVENA: Este cereal y su salvado contienen betaglucano, una fibra soluble en agua que ayuda a reducir la cantidad de colesterol LDL (malo) que circula en la sangre. Además, aporta energía, proteínas y regula la cantidad de azúcar en la sangre.

El ejercicio es un complemento perfecto

Correr, pasear, hacer spinning, yoga o cualquier deporte parecido hace que nuestros niveles de colesterol empiecen a bajar. Es imprescindible, además de cuidar tu alimentación y seguir una dieta con alimentos saludables, hacer un poco de ejercicio al día. Proponte como mínimo, hacer de dos a tres días algún tipo de deporte.