Año nuevo, nuevos sueros. Fórmulas únicas con cáscara de huevo, opciones naturales con bakuchiol o flor de loto, y propuestas lujosas con rubíes… esto es todo lo que hay que saber


Acudir a un centro de belleza o a esa tienda online de cabecera y encontrar un suero rico en activos como el ácido hialurónico, la vitamina C, el retinol… Son ejemplos que ya están más que normalizados, puesto que ya llevan un recorrido de años en el diccionario habitual de belleza. Es fácil saber qué son y para qué sirven, pero ¿Ocurre lo mismo con palabros como la espermidina, los probióticos -más habituales en una dieta equilibrada- o con el rubí -normalmente asociado al mundo de la joyería-? Quizás no.

Haciendo un poco de Beauty Hunting, aquí se localizan cinco sueros que salen un poco de lo tradicional y de lo que se suele aplicar a la piel, aportando numerosos beneficios antiedad, anti-imperfecciones o hidratantes, entre otros muchos. ¿De cuáles se trata?

Cristales de rubí para efecto photoshop

La llegada de redes sociales como TikTok o Instagram y sus múltiples filtros solo hacen patente un deseo: el de tener una piel perfecta y libre de imperfecciones. De hecho, cuando una fotografía pasa por el proceso de edición tras una sesión con una modelo, lo primero que se suele hacer es eliminar imperfecciones o líneas de expresión, salvo contadas ocasiones en las que el objetivo sea exagerarlas.

Pues bien, habrá muchos que no lo sepan, pero los cristales de rubís son para la piel lo que la herramienta tampón lo es para el Photoshop. ¿Cómo lo consiguen? «Aportan glow a la piel al reflejar la luz, y crean una sensación de efecto-media sobre el tejido«, explica Estefanía Nieto, directora técnica de Omorovicza, aportando el mismo acabado que la famosa Sara Montiel buscaba siempre cuando se enfrentaba a una cámara.

Bakuchiol, la alternativa al retinol para pieles sensibles

Bakuchiol, un nuevo ingrediente pensado para tratar las pieles sensibles aportando los mismos beneficios que un tratamiento antiedad con vitamina A. «Este activo natural es capaz de prevenir y restaurar el envejecimiento prematuro, ayudando a estimular la producción de colágeno y elastina dejando una piel con un aspecto más rejuvenecido» comenta Elisabeth San Gregorio, directora técnica de Medik8.

¿Cáscara de huevo en un suero?

«El Dr. Perricone, uno de los dermatólogos más famosos del mundo, ya hace años investigaba los beneficios de la membrana que va adherida a la cáscara del huevo. Sus estudios revelaron que esta membrana era súper rica en ingredientes beneficiosos para la piel y que, igual que protege el propio huevo, puede proteger nuestra piel», explica Raquel González, directora de educación de Perricone MD.

Un suero de aceite que ayuda contra los granitos

Suena raro decir que una piel con un brote de granitos pueda beneficiarse de un aceite, pero en este caso es real. «La clave está en saber qué ingredientes son comedogénicos o incitadores de las imperfecciones, y cuáles no lo son. Entre estos últimos vemos algunos como el aceite de jojoba», explica Catalina Narváez, directora técnica de Aromatherapy Associates.

Si además de existir aceites que ayudan a regular la grasa, éstos se completan con probióticos, la propuesta se completa considerablemente. Una de las posibles causas de que la piel genere imperfecciones está en un desequilibrio en su microbioma, cuando las bacterias malas son mayores que las buenas. Con una dieta rica en prebióticos y con cosméticos que los incluyan, este microbioma de la piel se equilibrará considerablemente.

Flores asiáticas con efecto reafirmante

Pocos podrían esperar lo que una flor como el loto de nieve puede hacer por la piel. En concreto, es un excelente agente para mejorar la elasticidad y la resistencia de la piel, neutralizar los radicales libres dañinos y proteger las células de la piel.