Los ojos son ahora la zona más visible de nuestra cara. ¿Y cuáles son dos de sus grandes problemas? Las bolsas y ojeras. Así te ayudamos a combatirlas


Las mascarillas que tenemos que llevar para protegernos han convertido a los ojos en los grandes protagonistas. Pero no siempre podemos presumir de una mirada bella y perfecta. A los factores típicos como el paso del tiempo, la retención de líquidos o los cambios hormonales, en esta época se unen otros que pueden acentuar todavía más las ojeras y bolsas. El estrés que nos provoca la situación que estamos viviendo, la falta de sueño por el calor o la sobreexposición al sol son algunos de ellos.

No vamos a hablar de las mejores cremas y tratamientos. Te vamos a contar cinco remedios caseros con ingredientes que tienes a mano nada más abrir el armario para conseguir las mejores mascarillas que nos ayuden a descongestionar nuestros ojos.

Pepino, manzana y aceite de almendra
El pepino es uno de alimentos más utilizados para relajar la piel de la zona de los ojos, porque su alto contenido en agua ayuda a calmar la irritación e hinchazón de la piel.
Deja el pepino y la manzana en la nevera durante 5 horas hasta que estén bien fríos. De esta forma los efectos antiinflamatorios sobre el rostro se incrementarán. Después ralla ambos ingredientes, mézclalos con el aceite de almendras y forma una pasta. Después, cierra los ojos, y aplícala en la zona afectada.

Pepino y miel
Es otra de las mejores mascarillas caseras para combatir las ojeras y bolsas. Calma, refresca y estimula la regeneración de la piel por la gran cantidad de vitaminas de sus ingredientes. Pela el pepino y ponlo en la licuadora junto con una cucharada de miel natural. Una vez que tengas la mezcla homogénea ponla sobre las ojeras y déjalo unos diez minutos antes de retirarlo con agua tibia.

Manzanilla y yogur
Primero prepara una infusión de manzanilla y a continuación añade una cucharada de yogur natural hasta lograr una mezcla cremosa. Déjala actuar alrededor de los ojos durante unos 25 minutos y después retírala con agua tibia.

De zanahoria
Ralla la zanahoria, agrega el aceite vegetal y mezcla bien. Déjalo macerar durante cinco o diez minutos. Mientras tanto corta dos rodajas finas de pepino. Coloca la pasta de zanahoria y aceite sobre los ojos y cúbrelos con una rodaja de pepino. Déjalo actuar durante 10 minutos y retíralo con una gasa húmeda.

Tomate y limón
Debido a su contenido en agua y antioxidantes ayuda a mejorar el aspecto de la piel y a combatir los efectos de los rayos UV.
Mezcla el zumo de tomate con el de limón aplícalo por la zona de las ojeras. Déjalo actuar durante diez minutos y retíralo con agua fría.