Esta temporada las manicuras también tienen mucho protagonismo. Te enseñamos las cinco tendencias que ya están arrasando


No solo estábamos deseando la llegada de la primavera para meter en el armario los abrigos, las gruesas prendas de punto y las botas, y sacar los románticos vestidos de flores.  También queremos hacer un cambio para volver a lucir las manicuras a todo color, vibrantes, románticas y llenas de alegría, para comenzar como se merece la estación con más energía del año. Entre todas las posibilidades, que son muchas según sea tu estilo y atrevimiento, te hemos elegido cinco que están arrasando entre las influencers. María Pombo o María Fernández Rubíes son dos de las que ya llevan las uñas más buscadas del momento.

Esta temporada triunfan los colores pastel, como el azul bebé y los rosas y amarillos más suaves, que se combinan entre sí para lograr un acabado dulce y de los más romántico. También continúan las manicuras arty, con las flores como principal elemento decorativo, y las uñas arcoiris en los tonos más vibrantes. Las más clásicas también tienen un hueco, aunque puedes cambiar el rojo intenso (que jamás pasará de moda) por el naranja.

Manicuras para todos los gustos y estilos

No importa si eres más de ‘color block’ o por el contrario te atreves con diseños más llamativos, esta primavera seguro vas a tener una manicura de moda que se adapta a tu estilo. Sigue deslizando y te mostramos cinco de ellas, muy diferentes entre sí, para que puedas elegir la tuya.

Pero antes de damos también unos sencillos tips para que consigas la manicura perfecta en tu propia casa si no buscas demasiada fantasía en tus uñas.

Lima tus uñas con cuidado
Hazlo según la forma que más te guste, pero ten en cuenta también su forma natural. Pon especial cuidado en los laterales para evitar que se descame la uña o que quede algún pico y se nos pueda romper. Para que el resultado sea perfecto y no las dañes, lima siempre en la misma dirección.

Retira las cutículas
Aunque lo ideal es usar un cortacutículas, si no se tienes destreza con él es mejor evitarlo porque podemos cortar más de la cuenta. Lo más recomendable entonces será utilizar un bol con agua templada y una rodaja de limón y sumergir las manos unos minutos para ablandar la cutícula y luego empujarla con un palito de naranja.

Usa siempre prebase
Antes de utilizar la base para esmaltes, es importante limpiar la uña con un disco empapado en alcohol y luego volver a pasar otro seco comprobando que no queden pelusas ni restos de algodón. Aplica la prebase para esmaltes que más te guste.

Aplica bien la laca de uñas
Una vez aplicada la base, te recomendamos aplicar dos capas del color que hayas elegido. Eso sí, dejando unos minutos entre capa y capa para asegurarnos de que esta está bien asentada en nuestra uña. Si el tono es claro, como blanco, nude o amarillo, probablemente tengas que dar una tercera capa, pues suele ser más complicado que quede uniforme.