¿Qué importancia le damos al buen olor de nuestra piel? Muchísima. Intentamos cuidarnos la dermis lo máximo posible. Por el ritmo de vida ajetreado que llevamos, a veces resulta complicado. Sin embargo, sacar tiempo para hidratarnos en profundidad después de la ducha, debe ser un paso más en nuestra rutina diaria. Hoy no solo queremos que tu piel esté jugosa y sana, también deseamos que huela a limpio. Apetecible, ¿verdad?

Cuando compramos productos de belleza, nos dejaos llevar por el olor. Esto es así. Nos gustan los olores a limpio, con toques frescos y que duren el tiempo. La combinación de estas tres cosas es suficiente garantía para satisfacer nuestras necesidades. A esto tenemos que añadir que nos encanta que sean ligeras, y de rápida absorción y, por supuesto, que cumplan lo que prometen. Nuestras cinco propuestas son productos que se funden con la piel para dejarla suave y muy perfumada.

¿Cómo deben ser las lociones corporales en verano para oler fresquitas?

El primer truco para elegir una buena loción corporal de verano es evitar los olores dulces, porque son más propios de los días de frío. Por eso, las que hemos elegido para ti huelen a flores o a frutas, porque dan la sensación de ser mucho más refrescantes.

En este sentido, las notas cítricas suele ser una buena elección en verano. El limón o lima, la naranja o el té verde… Y para los días de playa, los aromas de coco son una delicia porque nos transportan a paisajes tropicales. Luego los perfumes con notas de lavanda, rosas o florales, son los más recomendados para las noches de verano o las citas románticas.