Muchas veces, cuando hablamos de filtros solares, hacemos referencia a mitos que, por algún motivo, han pasado de boca a boca. Hoy venimos a desmontarlos.


Con la llegada del verano, llega la misma pregunta de siempre: ¿Qué protector solar me compro este año para ir a la playa o a la piscina? Los hay para todo tipo de gustos. En crema, en spray, en bruma y hasta en aceite. Sin embargo, lo verdaderamente relevante es si cuenta con filtros solares físicos o químicos. Los filtros solares físicos están compuestos por óxido de zinc, óxido de titanio, talco, mica y óxido de hierro, cuya función es absorber la radiación y reflejarla evitando así su penetración en la piel. Los filtros solares químicos, por su parte, están compuestos por una formulación química y, en lugar de reflejar los rayos del sol, protege a la piel absorbiéndolos. La cuestión es: ¿Cuál de ellos es mejor? ¿Cuál debo incluir en mi rutina de belleza este verano? ¡Toma nota porque estas mentiras sobre la protección contra el sol te ayudarán a elegir!

Para desmentir estos falsos mitos, hemos querido escuchar a Mª José Tous, farmacéutica, formuladora y fundadora de Kosei Labs, que tiene mucho que decir sobre el tema.

Los protectores a base de filtros físicos son mejores que los de filtros químicos

En todo caso, sería al contrario. Y es que, «los filtros físicos no dejan de ser partículas minerales y entre ellas siempre pueden quedar espacios por donde la radiación pasa sin problemas. Los filtros químicos, al contrario, son compuestos perfectamente solubles que cubren la totalidad de superficie cutánea, por lo que el daño en la piel se ve disminuido»; aclara. No obstante, lo mejor siempre será combinar ambos productos para conseguir un nivel de protección total.

Con los filtros físicos no hay que esperar 15 minutos tras aplicarlos

No es cierto. Ambos tipos de filtro empiezan a funcionar desde el primer momento de la aplicación. Además, se ha demostrado que cinco minutos son más que suficientes para que protejan nuestra piel de la mejor forma.

Los filtros físicos protegen frente a la luz azul y la luz visible

Esto también es falso. Según Tous, «los filtros físicos utilizados normalmente en los productos solares no protegen frente a la luz visible ni frente a la luz azul. Para que sean eficientes es preciso que contengan óxido de hierro, que absorbe la luz azul y dispersa la luz visible, así como dióxido de titanio pigmentario, cuyas partículas grandes se ven blancas, porque dispersan estas radiaciones. Este tipo de ingredientes se encuentran en los maquillajes y en los protectores solares con color».

Los protectores solares con filtros físicos duran más en la piel

«Es cierto que algunos filtros químicos se descomponen con la acción del sol y dejan de ser eficaces, pero esto no significa que les pase a todos»; explica la fundadora de Kosei Labs. «Fotoestables o no, es recomendable aplicarlos cada 2 horas, ya que la capa de protección puede agrietarse en los pliegues cutáneos, desaparecer con el roce de la toalla o la ropa e incluso, disolverse por la sudoración, el agua del mar o la piscina»; añade.

Como queremos que este verano te protejas como nunca; hemos seleccionado ocho protectores solares que, con filtro físico o químico, se conviertan en tu mejor compañero de vacaciones.