Han pasado diez años desde aquel 19 de junio de 2014 en el que Don Felipe y Doña Letizia, junto a la Princesa Leonor y la Infanta Sofía y los Reyes eméritos, salieron a saludar al balcón de Palacio Real convertidos en Reyes de España. Hoy la estampa se ha vuelto a repetir (sin la presencia de Don Juan Carlos y Doña Sofía), aunque el paso del tiempo. lógicamente, nos ha dejado una estampa diferente. 

La Soberana eligió entonces un look sobrio y discreto compuesto por un conjunto de vestido y abrigo blanco con el cuello bordado, firmado por el que entonces era su modisto de cabecera, Felipe Varela.

Una década después, la Reina ha cambiado la pureza del blanco por el azul, un tono muy ligado a la Corona (es el color del Principado de Asturias) y también uno de sus colores preferidos, que ha lucido en momentos muy importantes de su vida.

El estilismo de la Reina Letizia

Como siempre que acude a un acto con sus hijas, la Reina da un paso atrás y no quiere robar el protagonismo, especialmente a la Princesa Leonor, heredera al trono. En este aniversario no ha sido una excepción y la Soberana ha optado, una vez más, por el reciclaje.

La Reina ha sacado del armario uno de los mejores conjuntos que le hemos visto en los últimos tiempos. Un perfecto look de invitada que estrenó en julio de 2023 para asistir a los Premios de Periodismo ABC 2023 "Mariano de Cavia”, “Luca de Tena” y “Mingote". Un conjunto de falda midi estilo pareo y top drapeado satinado en azul de lo más favorecedor de firma española Maksu.

Reina Letizia

La Reina Letizia en el Palacio Real.

Robert Smith

Un conjunto fluido, con una blusa con un pequeño volante en una de las mangas y una falda también con un volante lateral para dar movimiento, que están confeccionadas 100% en seda natural.

Alejandra Rubio y su padre, en una foto de archivo.

También te interesará

Alejandra Rubio cuenta toda la verdad sobre la reacción de su padre, Alejandro Rubio, a su embarazo

Los pendientes, las estrellas las verdadera estrellas de su look

Pero si el conjunto no ha sido una novedad, la Reina ha querido darle un plus con los complementos, aunque también ellos son reciclados. En este caso con sus llamativos pendientes XXL que se han llevado todo le protagonismo. Un diseño en forma de una gran lágrima de plata de primera ley y acabados en rodio, con piedras talladas de color sapphire y champagne, que le daban un plus de luminosidad. Son de la firma Sibela y los estrenó en la inauguración de la temporada de ópera del Teatro Real en octubre de 2022.

Reina Letizia

La Reina Letizia lució unos pendientes de lágrima XXL.

Gtres

Los pies de la Reina

Después de un par de meses sin quitarse las sneakers (solo la hemos visto en contadas ocasiones con unas bailarinas especiales para su lesión en el dedo del pie derecho) había especial interés en ver cómo solventaba este contratiempo en un acto de esta solemnidad.

La Reina ha optado por unas sandalias doradas planas, el modelo Almost Bare Flat Sandal Gold de Aquazzura (495 euros), que encajaban perfectamente con el look. Ya sabemos que los taconazos imposibles prácticamente han quedado desterrados hasta nuevas modas, por ello la elección de Letizia, además de prescripción facultativa también tiene un componente fashion.

Sandalias Reina Letizia

Las sandalias de la Reina Letizia

Robert Smith

El traje de dos piezas de Leonor

También te interesará

La Princesa Leonor se la juega todo al rojo con guiño a su madre en un día histórico (y pendientes de 1.800 euros)

El look beauty de Letizia

La sencillez que le ha querido dar a este momento histórico también se ha visto refrendado en su look beauty. La Reina destaca siempre por sus perfectos maquillajes y en muchas ocasiones por sus recogidos. Hoy nos hemos quedado con la ganas.

Lógicamente, al tratarse de un acto de mañana no había demasiado margen para la sorpresa. Un maquillaje natural, en unos tonos rosados y con la raya más marcada. Para el pelo eligió su media melena peinada con raya al lado de la manera más sencilla. 

La Reina ha formado un look sencillo, eficaz, pero a la vez muy favorecedor, repitiendo estilismo, como ha sido una de sus máximas desde que entró a formar parte de la Familia Real.

Desde el mismo día dela proclamación, la Reina Letizia dejó su propia impronta eligiendo un estilismo histórico que marcaba claramente el inicio de una nueva era. Rompió radicalmente con la Reina Sofía, quien en la misma ceremonia para la proclamación de Don Juan Carlos celebrada el 22 de noviembre de 1975, dos días después de la muerte de Franco, eligió un vestido largo mucho más solemne.

El simbolista del look de proclamación de la Reina Sofía

La madre de Felipe VI optó por un diseño de gala, con un dos piezas fucsia formado por un abrigo largo de corté evasé con mangas acampanadas y puños bordados y un vestido largo en el mismo color y también con los mismos detalles bordados en el bajo. Una creación inspirada en los capotes de los toreros de las hermanas Molinero, María Antonia y Pilar, que fueron unas de las diseñadoras favoritas de la Reina emérita durante muchos años.

El look de Doña Sofía, que ha pasado a la historia como uno de los trajes más importantes de la Familia Real, también fue toda una declaración de intenciones en su momento. Una forma de decir solo con un vestido que se dejaba atrás una época para abrazar el futuro con alegría y esperanza.

La Reina Letizia marcando su propio estilo

Ese mismo simbolismo, pero en unos tiempos muy diferentes, fue el que imprimió la Reina Letizia con su look de Felipe Varela y sus discretas joyas (solo los pendientes de estrella de oro y diamantes de Chanel, que la casa francesa le regaló con motivo del nacimiento de la Princesa Leonor). Solemnidad pero a la vez austeridad, sencillez y cercanía. Bases que han marcado el reinado y que Doña Letizia también ha querido transmitir a los largo de estos años con la elección de sus estilismos.

Un año después de convertirse en Reina, incorporó a su equipo a la estilista Eva Fernández, que la ha ayudado a asentar un estilo que ha hecho de ella al gran icono de la realeza y a una de las mujeres más seguidas e inspiradoras. 

Sofisticada y glamurosa, pero a la vez relajada y casual. Doña Letizia ha sabido conjugar a la perfección las obligaciones que marca el protocolo de una agenda real con el estilo de una mujer trabajadora y actual.

Incluso en los últimos tiempos, en los que su lesión en el dedo anular del pie derecho la ha obligado a llevar zapatillas, ha logrado siempre estilismos perfectos.