A raíz del robo en la casa de Sofía Suescun, que ha sido desvalijada por unos ladrones, los colaboradores de ‘Sálvame’ han narrado sus vivencias.


El robo en el ático de Sofía Suescun ha sido una de las noticias más comentadas de la semana. Un incidente que Kiko Jiménez anunciaba el pasado jueves en directo. Mientras la pareja estaba de vacaciones en Ibiza, un grupo de ladrones han desvalijado su vivienda.

«Han robado en casa y se han llevado su coche” explicaba Kiko. “Tenemos un disgusto increíble, estoy que no estoy. Me da mucha impotencia. Han dejado la casa destrozada. Sofía me está llamando y escribiendo todo el rato. Está sola con una vecina con la policía en casa. Está muy preocupada por sus gatitos. Tenía cuatro y uno no aparece», contaba el colaborador. Y es que el piso estaba totalmente saqueado. Los ladrones se llevaron dinero en efectivo que la navarra tenía guardado, se han llevado gafas y «zapatos de marca» y también han hecho importantes destrozos. «Han hecho un agujero en el baño, se han cargado todos los muebles». Kiko contaba a sus compañeros su teoría: cree que llevaban algún tiempo siendo vigilados. «Hemos hablado con varios vecinos y han observado a varios individuos con mochila diciendo nuestro nombre. Ya te surge la duda. Han esperado que saliéramos de vacaciones. Han aprovechado que no estaba su madre, que está concursando en ‘La casa fuerte’. Yo en mi casa tengo alarma y tengo más seguridad pero aquí no tenemos puesta la alarma. En esta casa llevamos poco tiempo».

Todas las fotos de la casa de Sofía Suescun, donde han entrado los ladrones

Belén Esteban, víctima de un robo en 2013

El relato de Kiko no dejaba indiferentes a sus compañeros. Belén Esteban también ha pasado una experiencia similar. «A mí en mi casa entraron, me la destrozaron y desde ese día no hay nada«, decía. La ‘princesa del pueblo’ fue víctima de un hurto en marzo de 2013. Y, al igual que Kiko y Sofía, sucedió mientras se encontraba de vacaciones. «Yo estaba fuera en Miami con mi hija y una amiga cuando me llamaron y me dijeron que la policía había entrado con pistolas en mi casa», relataba poco después del robo en su residencia. Entonces se llevaron toda su ropa interior, su colección de gafas, sus joyas y otras joyas que había heredado de su abuela. El total de las joyas sustraídas alcanzaba los 130.000 euros. «Se han llevado todos mis recuerdos», se lamentaba poco después del suceso. «Entraron por una verja de una ventana que daba al sótano y se llevaron todo lo que encontraron de valor. La alarma no sonó. Después salieron por la puerta porque cogieron un juego de llaves que Belén tenía en casa», relataba.

El disgusto fue tan grande que la colaboradora aprendió una importante lección: desde entonces no guarda nada de valor en su domicilio. Es uno de los rostros más conocidos de nuestro país y mucha gente sabe dónde vive. Por este motivo, la mejor manera de evitarse disgustos es no tener más que sus enseres personales, mobiliario.. y poco más.

Sofía Suescun recibe una gran noticia tras el robo en su casa