«Yo tenía 25 años y me enamoro de él. Le quería mucho. A día de hoy le tengo mucho cariño y le admiro», ha afirmado.


Iker Casillas se ha convertido en uno de los grandes protagonistas de la crónica social de esta última semana tras el reciente anuncio de su separación de Sara Carbonero. El guardameta es también portada del nuevo número de la revista SEMANA -a la venta en tu kiosco habitual- donde se dan detalles de su nueva amiga, Sara Denez. Ahora, ‘Sábado Deluxe’ ha contado con el testimonio de otra mujer quien ha manifestado haber tenido una relación con él en el pasado. 

Telecinco

La protagonista en cuestión es Ruth Sanz quien ha explicado que conoció a Iker en 2002 cuando coincidieron en un local de moda de la capital. Él estaba acompañado de algunos jugadores del Real Madrid y le pidió el teléfono. «Durante dos años mantenemos una relación íntima. Después hasta el 2008 dejo de tener contacto con él».

Ha afirmado que nunca fue algo secreto y su entorno más directo sí que conocía de su existencia, pero él eludió presentarla a sus padres. «Para mí nunca fue una relación oculta, pero dejó de avanzar». Ha confesado que siempre le consideró una persona muy especial a quien idolatró en su momento, algo que continúa haciendo hoy día.

Telecinco

«Yo tenía 25 años y me enamoro de él. Le quería mucho. A día de hoy le tengo mucho cariño y le admiro. No creo que se le haya reconocido todo lo que debería su carrera», ha afirmado. Le ha definido como una persona «desconfiada» que siempre intentaba preservar su intimidad al máximo sin querer quedar en sitios públicos. «El problema es que es muy desconfiado y muy raro para algunas cosas».

Ha recordado que por aquella época ella era una mujer independiente que se dedicaba a la moda y vivía sola en un piso de la capital. «La base de nuestra relación fue la amistad. Yo le sacaba unos cuantos años, me independicé muy prontito con 18 años y eso le gustaba». Hace más de una década que no tiene contacto con él. «Dejo de tener relación con él en 2008. Es cuando le tiene que decir mi marido que dejara de llamarme».

Telecinco

Ruth Sanz ha confirmado ser una buena amiga de un conocido rostro de Mediaset y él era conocedor de esta realidad. «Él sabía que yo tenía relación con Lydia Lozano y le daba pánico la prensa del corazón». Cuando los diversos colaboradores le han preguntado si le molestará a Iker su testimonio ha sido muy clara al respecto: «Él sabe que es mi verdad».   

La reciente separación 

La revista SEMANA contó en el verano de 2020 con una reveladora entrevista con Iker Casillas que acentuaron los rumores de una posible crisis de pareja. El exfutbolista asumió entonces diversos errores: “La verdad es que he estado de un lado a otro e igual no he estado lo que tendría que haber estado al lado de Sara”.

© Redes sociales.

Asimismo se pronunció sobre su sonada ausencia en el entierro del abuelo de la periodista: “No pude estar. Sabíamos que estaba muy malito porque desde que se murió su abuela él se había ido apagando y entonces decidimos que Sara y los niños se fueran allí para estar cerca. No pude ir porque era la final de la Copa de Portugal y para entrar al estadio tenía que hacerme un test de coronavirus. Además, era mi último partido con el equipo y en activo y tenía que estar. Después de ese partido no pinto nada más en el fútbol».

Esta entrevista que fue portada en su momento de SEMANA despertó diversos rumores y puso al matrimonio en el punto de mira. Hace tan solo unos días que comunicaron a través de sus respectivos perfiles en redes sociales que se separaban. Un secreto a voces para muchos después de un tiempo de incesantes especulaciones. «Hoy nuestro amor de pareja toma caminos distintos pero no lejanos puesto que seguiremos juntos en la maravillosa tarea de seguir siendo padres dedicados como hasta ahora lo hemos hecho». Añadían que se trataba de una decisión muy meditada y tomada de mutuo acuerdo.

Gtres

«Tanto Sara como yo nos sentimos enormemente orgullosos de la familia que somos y de haber podido compartir un amor que nos ha llenado de felicidad durante todos estos años de unión». Subrayaba que a partir de ahora la prioridad de la expareja es «compartir el bienestar y la educación de nuestros hijos y protegerlos para que crezcan en un entorno estable y saludable». Cabe recordar que tienen dos hijos, Martín, de 7 años, y Lucas, de 2. «El respeto, el afecto y la amistad permanecerán siempre», indicaba la nota difundida.