Carmen Borrego ha vuelto a sentarse en ‘Sábado deluxe’ y ha anunciado que muy pronto volverá a ser colaboradora del espacio de Telecinco. La hija de María Teresa Campos ha saldado todas sus cuentas con sus excompañeros y ha protagonizado un tenso encontronazo con Antonio David Flores, a quien ha acusado de llevar 20 años mintiendo.

A pesar de que aseguraba que no tenía nada en contra de sentarse enfrente de Antonio David Flores, lo cierto es que ambos protagonizaron un tenso rifirrafe a los pocos minutos de comenzar la entrevista. «Me he sentado aquí para hablar de mí no de Antonio David, no me he negado en hablar absolutamente de nada», decía la colaboradora de ‘Viva la vida’. «No iría a tomarme una caña con él pero si tengo que trabajar no pasaría nada. No ha sido mi amigo nunca, no he puesto ninguna condición. Lo que me hayan contado de él o no me hayan contado, no lo voy a contar aquí. Él ha tratado de hundirme en la miseria», proseguía aumentando el tono de voz.

Ante tales declaraciones, el padre de Rocío Flores aseguraba que no entendía el discurso de Carmen Borrego y las insinuaciones que ha hecho sobre él. «Así tienes la posibilidad de que yo conteste a lo que dices. Yo no me tomaría una cerveza con ninguno de los tuyos», contestaba el exguardia civil. Por su parte, Carmen Borrego aseguraba que no quería entrar en ningún conflicto y terminaba atacando: «Para mentiroso tú, el que está mintiendo eres tú. No vengo a hacer ninguna guerra con este señor, tú también mientes, llevas mintiendo muchos años y yo no te lo he dicho«.

«Mientes para tapar a tu amiga»

María Patiño, atónita ante la subida de tono entre ambos colaboradores, quiso saber en qué mentía el concursante de ‘GH VIP 7’. «Ha dicho cosas de mi familia que no sabe, cosas que ha dicho de mi madre, de mi hermana y de mí. No pretendo ser tan lista como tú, lo que no te voy a contestar es a lo que tú quieres que te conteste. Vengo a hablar de mí, no voy a hablar de Rocío Carrasco ni de sus problemas con Antonio David», respondía la tertuliana. «Cada vez que hablas de los míos, mientes para tapar a tu amiga«, respondía indignado el ex de Rocío Carrasco.

«Se te llena la boca al hablar de mi hijo»

Kiko Matamos sacó a relucir unas declaraciones de Carmen Borrego que tuvo la semana pasada en ‘Viva la vida’. Aquí aseguró que el joven David no fue a la boda de su madre porque Antonio David no le llevó. Ante esto, el indignado padre aseguró que a la hija de María Teresa Campos se le llenaba la boca al hablar de su hijo y dejaba claro que él no tenía que llevar a nadie a ningún sitio. «Si su madre quiere que vaya, lo primero que tiene que hacer es llamarle. Mientes. Tú habla con la verdad en la mano porque luego vienen las demandas. Las mentirosas sois vosotras para proteger a tu amiga y a su marido. Date una vuelta por tus relaciones de amistad y observa a ver quién es más machista. No paras de machacarme, llevo 20 años defendiéndome de mentiras que habéis vertido sobre mi», zanjaba enfadado. 

Finalmente, lejos de alcanzar un punto de encuentro entre ambos, Carmen Borrego ha asegurado que Rocío Flores ha tenido mucho mérito de quedar en tercera posición en ‘Supervivientes’ y no va a dudar de que esa niña se quiera acercar a su madre: «Todos están perjudicados, sois víctimas todos, a mí me da pena. En la guerra entre Rocío y Antonio David, todos salen perjudicados».

Carmen Borrego salda sus cuentas pendientes

Unos minutos después de que comenzara ‘Sábado deluxe’, María Patiña se reencontraba cara a cara con Carmen Borrego, de la que aseguraba que tiene una alta capacidad de dejar boquiabierta a las personas. «No nos vemos desde hace un año, tengo que decir que tienes la capacidad siempre de sorprenderme. Me parece positivo», comenta la periodista.

Carmen Borrego se sentaba muy relajada en la silla de ‘Sábado deluxe’ y dejaba claro que ahora era el momento de cerrar todos sus frentes: «Me imagino que unos tendrán la razón, otros pensarán que la tienen ellos. No considero que mis compañeros sean mis enemigos, quiero que se aclaren las cosas porque las guerras no llegan a nada«. Además, insistía en que no era nada rencorosa y por eso había vuelto al plató que tantos quebraderos de cabeza le había traído.