Fani ha contado en 'Supervivientes' nuevos episodios de su complicada biografía. Desde la enfermedad de su madre al abandono que vivió por parte de sus progenitores.


Estefanía Carbajo ha revelado nuevos detalles de su vida en ‘Supervivientes 2020’. Su biografía ha estado marcada por las adicciones de su madre y por las dudas sobre la identidad de su padre.

Rebeca, la hermana de Fani Carbajo, sigue destapando su oscuro pasado

«Cuando salga quiero hacerme una prueba de paternidad»

Fani ha vuelto a dejar de manifiesto las dudas que tiene sobre la identidad de su padre. La novia de Christofer ha contado a sus compañeros de ‘reality’ que un miembro de ‘Los Chichos’ escribió una canción pensando en su madre. «No quiero hacer un circo de esto. Mi madre llegó de gira embarazada y mi padre dijo: pues nos casamos. Solamente quiero conocer y saber la historia de amor que tuvo con mi madre: qué le llevó a dedicarle esa canción, cómo se conocieron». Por este motivo, ha anunciado su decisión de someterse a pruebas de ADN cuando termine su paso por los Cayos Cochinos. «Cuando salga quiero hacerme una prueba de paternidad porque me encantaría que mi padre fuera el que me ha dado su apellido”.

Fani ha asegurado que su padre es el hombre que la ha criado. Y que ahora está muy pendiente de ella y de su hijo. Valora especialmente que cumpla con su labor como abuelo. Porque en el pasado las cosas fueron distintas, y tuvo que enfrentarse a serios problemas. «Mis padres me dejaron tirada en una autopista. Mi madre cayó en una enfermedad y yo me fui con mi padre. No he tenido familia ni materna ni paterna. Mi vida ha sido así», se confesaba con sus compañeros de concurso.

Después de que su madre cayera presa del consumo de drogas, Fani fue rotando de casa en casa. Primero con unos tíos, luego con otros. Pero sin sentirse arropada. «Tenía familia, pero como si no la tuviera. Por eso me quedé embarazada tan pronto, necesitaba a alguien que me amara«, añadía.