La presentadora Ana Rosa Quintana ha abandonado el programa por una afonía. Nos ponemos en contacto con su equipo para saber si tendrán que sustituirla.


22 de abril, 08:55 de la mañana. Ana Rosa Quintana comenzaba su programa como una mañana más, eso sí, su voz parecía quebrada. En ciertos momentos se quejaba de su afonía y, de hecho, llegaba a bromear tanto con los contertulios como con parte de los invitados del programa. Echaba la culpa al estrés y a la alergia primaveral que todos los años le acompaña, sin embargo, no se había percibido ningún cambio en su tono habitual hasta ahora. Tal era su dificultad para hablar que, sin casi previo aviso, abandonaba el espacio hora y media antes de que llegara a su fin, poniendo al frente a la periodista Ana Terradillos. Ella iba a ser su sustituta y la que iba a capitanear ‘El programa de Ana Rosa’ en este contratiempo y así lo ha comunicado ella misma. «Lo siento, pero tengo que irme», acertaba a decir. Trataba de restar importancia a lo sucedido, dada la situación del país, recalcando que no tenía nada que ver con el COVID-19. Ante los innumerables comentarios al respecto, la revista SEMANA se ha puesto en contacto con su equipo de prensa.

Nos confirman que durante la emisión del programa la dirección ha decidido que se marchara a casa para descansar la voz y así poder continuar con normalidad el resto de la semana. Forzarla tan solo iba a empeorar la situación, por lo que debe cuidarse durante algunas horas. El reposo debe ser máximo, pues la alergia afecta a las cuerdas vocales y Ana Rosa ahora debe reposar. «Tratará de hablar muy poco e intentará no atender llamadas» deslizan a este medio. Estas palabras reflejan que la periodista es una profesional y que una vez más estará al filo de la noticia. Pero ¿y Patricia Pardo? La gallega la sustituye durante el verano, por lo que no sería de extrañar que tuviera que abandonar el confinamiento para así conducir el magacine matutino. «En principio Patricia continuará quedándose en casa. No está prevista su fecha de vuelta aún«, comentan a esta revista.

Después de que hayan saltado las alarmas, este es, sin ningún género de dudas, un mensaje tranquilizador. Ana Rosa no se ausentará y, por el momento, continuará al frente de las cámaras si su salud se lo permite. Cabe recordar que el programa tomó la determinación de que parte de su equipo teletrabajara como estrategia para así poder subsistir en el caso de que alguno de los compañeros enfermara. Entre estas piezas estaba la propia Ana Rosa Quintana y la decisión fue la de poner en cuarentena preventiva a Patricia. De este modo, trabajaban bajo mínimos, pero ofreciendo la misma calidad que siempre.

Ana Terradillos

Aunque este percance no ha cogido de sorpresa a la empresaria y, prueba de ello, que advirtiera de ello a mediados del mes de marzo. «Si a mí me da la tos o cualquier cosa, ahora que empieza la alergia, vendría ella a presentar», apuntó cuando desveló el nuevo plan de trabajo que había trazado su programa ante esta repentina crisis.