«Tenía que ir siempre a casa de su padre con información, con algo, con algún tipo de dato», comenta Rocío Carrasco en el adelanto del nuevo episodio del documental.


A pesar de que adelantó algunos detalles durante su entrevista en directo, Rocío Carrasco narrará el próximo miércoles en su documental cómo fue la agresión que recibió a manos de su propia hija, Rocío Flores. A la espera de que se emita el episodio, ‘Sábado deluxe’ ha mostrado un avance de su testimonio en el que podemos ver a la hija de Rocío Jurado explicando cómo sucedieron los hechos y los inexplicables gritos que daba la joven en el momento de los hechos.

Rocío Carrasco
Telecinco

Con la voz entrecortada, Rocío Carrasco comienza a explicar cómo vivía los lunes en los que sus hijos volvían a casa después de estar con su padre. «Empiezo a tener pánico, las tres noches anteriores no duermo. Me levanto hasta que vienen los niños y estoy en el baño, vomito, me dan ataques de pánico», narra. Tras eso, la hija de «La más grande» insiste en que una vez que Rocío y David Flores entran en el domicilio, su hija en vez de darle dos besos comienza a increparla.

«Me dice: ‘No sabes lo que os tienen preparado. Que sepas que en septiembre no me trae a tu casa ni un juez, ni tu padre y tu madre que están bajo tierra’. No podía permitirse a sí misma tener un sentimiento bueno para conmigo. Tenía que ir siempre a casa de su padre con información, con algo, con algún tipo de dato», cuenta Rocío Carrasco. Después, con lágrimas en los ojos, la protagonista del documental recuerda cómo su hija comenzó a pegarla.

«Mientras ella me pega, ella va gritando, la que grita es ella. ‘No me pegues, no me pegues‘. Yo la miraba y era ella la que me estaba pegando a mi. La veía gritar eso y se me pasó como una película por toda la cabeza. Sabía que eso obedecía a algo que no era normal. Ella me sigue agrediendo, saca un móvil, no sé de dónde, y dice: ‘Papá, ya está hecho'», asevera.

La reflexión de Jorge Javier Vázquez tras escuchar el relato de Rocío Carrasco

Telecinco

Después de ver el avance del nuevo episodio de ‘Rocío, contar la verdad para seguir viva’,  Jorge Javier Vázquez ha lanzado una petición a los directores de ‘Sálvame’ y ha insistido en negarse a presentar cualquier programa en el que se lancen comentarios cuestionando el desagradable episodio entre madre e hija. «Eso que va a contar me parece que es durísimo, ha llegado el momento en el que no se nos deje debatir a tontas y locas sobre un tema tan importante«, comenzaba a reflexionar.

El presentador hacía hincapié en que ni él ni el resto de colaboradores estaban capacitados para hablar sobre la agresión para así no desviar la atención sobre lo verdaderamente importante: el testimonio de una mujer maltratada. «No me veo capaz de presentar un programa por los nervios que me da de escuchar los comentarios y de la insensibilidad de determinados comentarios. Pido que este tema solo lo toquen especialistas. Me niego a que nos pongamos a debatir sobre el mar y los peces. No podemos estar aquí frivolizando», finalizaba.