«No había perdido nunca a nadie y la primera persona que pierdo es a mi hermana», ha contado durante su participación en ‘Supervivientes’.


Palito Dominguín se estrenaba en su primer gran reality como una de las grandes desconocidas. La joven, poco a poco, comienza a abrir su corazón y a tener muchos seguidores entre la audiencia. Esta vez, además, también se ha pronunciado sobre una de las ausencias más destacadas en su vida, su hermana Bimba Bosé, quien falleció el 23 de enero de 2017. Marcando el inicio de los años más difíciles que le ha tocado afrontar.

Telecinco

«No había perdido nunca a nadie y la primera persona que pierdo es a mi hermana», ha afirmado durante una conversación con Lola en playa destierro. «No lo entendía», ha reconocido recordando aquella fatídica fecha en la que dijo adiós a la polifacética modelo.

Ha recordado que su novio, Harry James, fue clave para afrontar aquel duelo. Y es que cuando falleció Bimba, Palito comenzaba su relación con este joven inglés que se dedica al mundo del diseño web. «Yo iba a quedar con mi novio, nos habíamos como liado en verano, y el día antes de ir a verle le escribo y le digo que no puedo ir porque acababa de fallecer mi hermana. En un momento así no te apetece ver a nadie», ha asegurado.

Telecinco

A pesar de sus primeras reticencias a encontrarse con este, fue él quien finalmente viajó a nuestro país para arroparla en un momento muy duro. «Se vino a casa de mi abuela». Él no dudó en ayudarla desde el primer momento y recuerda que le prometió lo siguiente: «Voy a ser una luz en tu camino».

«Estuve fatal»

No fue el único mazazo que vivió aquel señalado 2017, la joven ha contado que «pasaron muchas cosas y murió mucha gente». Un tiempo convulso que afectó a su día a día: «Yo estuve fatal, estaba a mitad de carrera y no quería terminarla». Ha reconocido que desde entonces ha vivido la época más complicada de su existencia: «Estos últimos cinco años han sido los más difíciles de mi vida, además he tenido a mi pareja siempre cerca».

Telecinco

Sin duda, su chico ha sido un pilar fundamental: «Hemos convivido juntos y no hemos tenido ni una pelea en cuatro años». Terminaba la conversación recordando que no se va ni una sola noche a dormir sin decirle que le quiere. Participar en ‘Supervivientes’ suponía un reto importante a nivel personal para ella, tal y como ha confesado, además se marcaba un claro objetivo: «Poder pasarlo mal y superarlo yo sola». 

Palito Dominguín, que en realidad se llama Lucía Tristancho, proviene de una conocida familia de artistas. Es hija de Lucía Dominguín Bosé, nieta de Lucía Bosé y Luis Miguel Dominguín, y sobrina de Miguel Bosé. Tiene 24 años y ha estudiado Bellas Artes en el prestigioso centro británico Arts University de Bournemouth, actualmente tiene fijada su residencia en Barcelona junto a su novio.