La colaboradora ha contado también con una sorpresa realizada por su nieta Victoria.


Después de tres meses de concurso, Mila Ximénez se ha convertido en una de las finalistas de la séptima edición de ‘GH VIP’. La periodista, cuyo concurso ha sido criticado por parte de algunos compañeros de ‘Sálvame, sabe que su salida está próxima y ha recibido una dosis de energía de los suyos. 

Durante ‘El Debate’ contaba con una bonita sorpresa, una carta de su hija Alba. «Querida mamá no te mando un mensaje de ánimo porque ya no te hace falta. Has llegado aquí sin mensajes. Pero no has llegado sola, todos hemos estado contigo desde le principio», le decía. Una vez más, se emocionaba por completo: «No pararé de llorar en este programa», reconocía. Además, ha recibido un dibujo realizado por su nieta Victoria quien le decía que la quería.

Mila ha revelado una divertida anécdota de la pequeña quien pensaba que se llamaba «abuela» de nombre. Respecto a su hija, la ha definido como el «motor de su vida» quien siempre le apoya en sus proyectos: «Me anima cuando quiero hacer una locura de estas. Me dice: ‘Hazlo, disfrútalo'». Me ayuda tanto en esto que es el amor de mi vida», ha explicado.

Estamos en la recta final del concurso y Mila Ximénez se mide a tres mujeres: Adara, Noemí Salazar y Alba Carrillo. Una de ellas se convertirá en la flamante ganadora del reality. Estela Grande se quedó a las puertas de la final al ser la última expulsada.