La soprano robado un beso al cocinero catalán que lo ha dejado sin palabras. «He nacido para besar», le ha espetado.


En cada nueva gala de ‘MasterChef Celebrity’ vemos cómo Ainhoa Arteta se desenvuelve como la diva indiscutible de esta edición. Disciplinada, creativa, con talento para la cocina (aunque nunca se había puesto delante de unos fogones), la soprano nos ha regalado cada semana momentos inolvidables. Ha hablado, entre otras cosas, de sus cuatro maridos o de la vez que provocó un incendio en su apartamento en Estados Unidos tras dejarse el horno encendido. Este lunes ha hecho algo que ha dejado a los espectadores con la boca abierta. No han sido necesarias las palabras. Ha bastado con un gesto suyo para revolucionar a la audiencia…

TVE

Ha sido tras la prueba de exteriores, que ha tenido lugar en Cáceres, cuando la artista lírica ha regalado un momentazo a la audiencia del programa. Jordi Cruz llamaba la atención de Ainhoa Arteta por su actitud cuando le daba pautas durante el reto en la ciudad extremeña. Le echaba en cara no ser del todo humilde cuando se la recrimina por algo. Entonces, la vasca rompía la fila que formaba junto a sus compañeros para acercarse al chef catalán. ¡Y le ha plantado un beso que lo ha dejado sin palabras!

TVE

«No solo he nacido para cantar, también he nacido para besar», bromeaba la vasca. El jurado no pudo hacer otra cosa más que rendirse a sus encantos: «Besas muy bien», ha confesado. Más tarde, durante la prueba eliminatoria, la artista le preguntaba a Jordi: «¿Te quedaste frito con mi beso, ¿no?». Este, metido de lleno en su papel como jurado, le respondía: «No me dejo comprar con unos poquitos besos».

© @ainhoaarteta

Todo ha quedado en una broma que, por cierto, ha provocado que Florentino Fernández persiguiera a Pepe Rodríguez para intentar robarle un morreo al cocinero manchego. Lo cierto es que Ainhoa Arteta tiene a quién besar en casa. Su marido, Matías Urrea, es el hombre por quien suspira. Se casaron en junio del año pasado en el Puerto de Santa María, Cádiz. Urrea, de profesión militar, trabaja como director de comunicación del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial.

Ainhoa Arteta, un año casada con Matías Urrea

“No me pidió matrimonio en la primera cita. Coincidimos en una gala, quería sacarse una foto conmigo y con tantos galones le bromeé con que parecía un arbolito de Navidad y que esas fiestas le podía plantar en mi casa. Y así fue, en Navidad ya estaba en mi casa. Nos conocimos, intercambiamos teléfonos. Me empezó a conquistar porque me mandaba mensajes que eran poemas, y eso no lo había hecho ningún hombre. Lo que me acabó de ganar es que me mandó un foto del Hispania con todas las velas abiertas, que se relaciona mucho con mis mariposas blancas”, contaba Ainhoa Arteta en una entrevista en ‘El Hormiguero’.

La boda capitán de corbeta se dieron el ‘sí, quiero’ en el Castillo de San Marcos. Fueron testigos de su enlace unos 300 invitados. Entre ellos se encontraban Carmen Lomana, Susana Díaz, Antonia San Juan, Fiona Ferrer o Eugenia Martínez de Irujo.

A sus 55 años, Ainhoa Arteta se ha casado en cuatro ocasiones. En 2013 contrajo matrimonio con el barítono estadounidense Dwayne Croft, padre de su hija Ainhoa, del que se separó tres años después. Con otro de sus maridos, Jesús Garmendia, tuvo a su hijo Iker.

TVE

Sus lágrimas en la gala 6 de ‘MasterChef Celebrity’

Al final de la gala de ‘MasterChef Celebrity’, Ainhoa no podía reprimir las lágrimas al ver a sus compañeros de equipo en la cuerda floja. «No estoy contenta. Me joroba muchísimo que se vaya alguien, no puedo evitarlo, y además por mi capitanía. Y me siento responsable de que alguien se vaya hoy precisamente hoy por eso». Jordi Cruz le recordaba que el talent es un concurso «individual», aunque haya pruebas por equipos, así que «responsabilidades, las justas». «El jurado no me conoce. Me siento responsable. Me fustigo toda mi vida. Esa exigencia la tengo intrínseca en todos los aspectos de mi vida. «Me exijo mucho», confesaba, rota en llanto.