Tras su cara a cara con Jorge Javier Vázquez, la veterana presentadora ha desvelado cuál es su mayor deseo.


Después de cuatro meses, María Teresa Campos se ha vuelto a sentar frente a Jorge Javier Vázquez tras su sonado encontronazo en ‘Sábado deluxe’. La veterana periodista se ha abierto en canal con el presentador y ha hecho balance de los 119 días en los que su relación con el catalán ha estado en jaque. Ilusionada con su nuevo proyecto profesional, la que fuera presentadora de ‘¡Qué tiempo tan feliz!’ ha hablado abiertamente sobre sus hijas, Carmen Borrego y Terelu Campos, y ha explicado cuál es su mayor deseo (algo que de momento no se puede cumplir).

Telecinco

A raíz de las palabras de Terelu Campos en ‘Viva la vida’ en las que aseguraba que se sentía molesta con su hermana después de que esta afirmaba que, a veces, sentía que ni ella ni su sobrina daban la cara por ella en los platós, María Teresa Campos ha dejado claro que no quería colaborar en que sus pequeñas se enfrentaran. La periodista insistía en que se encontraba entre la espada y la pared, aunque reconocía que su hija se había equivocado.

Sobre esto último, María Teresa Campos ha querido ir un paso más allá y ha sacado las cartas por la colaboradora de ‘Viva la vida’ asegurando que estaba en uno de los momentos más sensibles de su vida. «Ha sufrido mucho porque han hecho alusiones a una de las personas más buenas que conozco, que es mi yerno José Carlos. Ellos tienen una unión muy grande, mi hija está muy enamorada y si se dice algo de él, le duele”, comenzaba a explicar

María Teresa Campos se muestra dolida al escuchar a su hija decir que vivía con miedo puesto que consideraba que siempre ha sido una persona muy echada para adelante. Además, reconocía que Borrego había cometido un error. «No tiene conocimiento de la repercusión que tienen las cosas que decimos. Yo cuando doy una entrevista siempre pienso los titulares, no doy un titular que yo no quiera. Carmen es más lanzada. La he visto llorar pero últimamente me han visto más llorar ellas a mí”, comenta.

«Me encuentro mucho mejor de lo que yo pensé que iba a estar»

Telecinco

María Teresa Campos sigue recuperándose de su ruptura con Edmundo Arrocet. La veterana presentadora explica que cada día que pasa lo tiene más que superado y hace hincapié en que sería muy injusto para ella decir que está sola. No cierra la puerta al amor, pero tampoco lo busca. «Tengo un nieto maravilloso que trabaja en esta casa pero tengo una persona en mi vida que es como el hijo que no tuve que es Gustavo. Es la persona que me ayuda. Cuando tengo un problema ahí está, siempre es él el que resuelve los problemas y viene todos los días a comer conmigo y a jugar las cartas», relata.

La vida de María Teresa Campos ha cambiado con la situación de emergencia sanitaria. Con la llegada de la pandemia pensó que se quedaría sin trabajo, pero reconoce que ha rechinado un sinfín de propuestas y que solo acepta las que a ella le apetece. Sobre Isabel Gemio ha preferido no pronunciarse, aunque ha hecho hincapié en que no volvería a concederle una entrevista porque no le gusta el tipo de entrevistas que hace.

Con las miras puestas en su nuevo trabajo en Mediaset, la veterana presentadora también ha contado que lo único que le queda por hacer depende de sus nietas. «Me gustaría que me hicieran bisabuela«, cuenta y desvela que, de momento, sus nietas no están por la labor.