Este miércoles ha dado el pistoletazo de salida a ‘La última tentación’. Fani y Christofer, Lucía e Isaac, Lester y Patri, Andrea y Roberto, así como Mayka y Alejandro son las cinco parejas que han aceptado regresar a la villa de República Dominicana. Nada más empezar el programa ya hemos vivido momentos muy tensos. Sandra Barneda ha pedido a las cinco parejas que se despidieran para marcharse cada uno a una villa. Ha sido precisamente ahí donde Lucía ha protagonizado uno de los momentos más tensos de la noche, ya que ha amenazado con abandonar el programa. La joven fue una de las protagonistas de la última edición, donde acudió a poner a prueba su amor junto a Manuel. Al final del programa, tomaron caminos separados y ahora Lucía ha comenzado una nueva relación con Isaac, el ex de su amiga Marina.

Lucía ha regresado a República Dominicana completamente rota

El viaje a República Dominicana ha supuesto un choque de realidad para Lucía, que le han venido de golpe todos los recuerdos que vivió el pasado año. Y es que la joven vivió de primera mano que su pareja le fuera infiel (y por partida doble) en la isla. Algo que supuso un fuerte dolor para ella y que no quiere volver a sentir. Por este motivo, a la hora de despedirse de Isaac, le ha podido la presión y ha amenazado con abandonar el programa.

“Tengo miedo porque recuerdo todo lo que pasé con Manuel y no quiero sentirme de la misma manera», ha dicho al confesar que el regreso a República Dominicana no le ha sentado nada bien. A pesar de estar en el mejor momento de su relación con Isaac, Lucía no puede evitar sentir miedo. «Infidelidad, traición o decepción» han sido algunas de las palabras que ha dicho la joven a la hora de volver a la playa. Una vez que ha escuchado que las parejas se tenían que separar, Lucía se ha roto y entre lágrimas ha confesado que se quería ir.

“No te vayas”, le decía entre suspiros y lágrimas a un Isaac que no pudo hacer nada por consolarla. Lucía ha confesado que pensaba que podrían vivir esta experiencia juntos, o al menos alguna parte. Pero en el momento de separarse, Lucía no ha podido más y ha estado a punto de abandonar la aventura que todavía ni siquiera había empezado. A pesar de este momento tan tenso de la noche, su chico ha logrado tranquilizarla. Isaac le ha dicho que ella puede estar tranquila porque él ya no está soltero.

“He querido abandonar porque aún no estoy preparada para separarme de Isaac y me he puesto muy nerviosa, me ha dado miedo”, ha dicho Lucía algo más tranquila tras haber recibido también el apoyo de sus compañeros y el de su pareja.