Fani sigue dando rienda suelta a la pasión con Rubén. La novia de Christofer no es capaz de frenar lo que siente por el soltero.


La nueva entrega de ‘La isla de las tentaciones’ llega cargada de nuevas y tórridas escenas de pasión entre Fani y Rubén, el soltero que la hace arder de deseo. «La atracción física que tenemos se palpa en el aire y se palpa en al ambiente», ha admitido la concursante.

Fani y Rubén, desatados

Fani no ha podido resistirse a los encantos de Rubén. Tras su primer beso, los momentos de pasión entre ellos son cada vez más frecuentes. Incluso han vuelto a dormir juntos. Han hecho ‘pop’… y ya no hay stop. ¡La leña arde en el ‘reality’ de Telecinco!

«A Rubén le noto que de aquí a nada explota el pobre. Cuando tenga que venir el momento, que venga», ha dicho Fani, consciente de que en cualquier momento puede ir más allá en su relación con el gigoló.

Días atrás afirmaba que no iba a tirar por la borda siete años de relación, pero lo cierto es que es incapaz de poner freno a sus instintos. Porque entre ellos hay, según ella misma ha definido, «una bonita conexión, y mucha complicidad».