El cantante realizaba unas reveladoras declaraciones durante una de sus últimas entrevistas.


Las últimas semanas, Julio Iglesias se ha convertido en noticia por unas imágenes en las que se le veía desmejorado físicamente. El artista era captado por los indiscretos focos de los reporteros gráficos en la playa, concretamente en República Dominica, con dificultades para andar y ayudado por dos asistentas. Unas fotografías que dejaban a muchos con la boca abierta. Durante una de sus últimas entrevistas, realizada en plena pandemia, el cantante hablaba sobre su regreso a los escenarios y hacía alusión a su imagen.

El programa ‘Hormigas Blancas’ de Telecinco ha repasado tanto su dilatada trayectoria profesional como su faceta más personal. Además, rescataba unas reveladoras palabras suyas realizadas a ‘Radio Mitre’, una emisora argentina donde confesaba que no deseaba cancelar su gira. Recordaba que tenía previsto visitar Europa, un tour que finalmente se ha visto obligado a aplazar por la crisis sanitaria. Entonces explicaba que había comenzado a realizar ejercicio físico para encontrarse en la mejor forma para subirse al escenario. El exmarido de Isabel Preysler, que siempre ha destacado por su vanidad, se sinceraba por completo y añadía que ahora, en ocasiones, volvía a mirarse en el espejo porque antes era un objeto que había desaparecido de su vida. «El espejo para mí ha desaparecido».

El artista también ha hablado sobre el tiempo de cuarentena vivido por la pandemia del coronavirus y como afrontó aquella etapa de estricto confinamiento. Contaba que se sentía un privilegiado y recordaba que existía gente que sí que estaba sufriendo la crisis en casas pequeñas, asilos… El artista, de 76 años, reside a caballo entre Miami y República Dominicana. Actualmente, mantiene una vida discreta apartada de los focos. Sus escasas apariciones públicas responden a conciertos seleccionados con mimo en los que se reencuentra con sus seguidores y les deleita con sus inolvidables temas.

La pandemia ha afectado, inevitablemente, a la esperada gira del cantante por nuestro país. Este mismo verano tenía previsto reencontrarse con su público en un total de ocho conciertos, entre ellos, debía visitar Mérida, Córdoba y Fuengirola, pero finalmente se ha visto cancelada por la crisis sanitaria del coronavirus. «Informamos que ante las restricciones que las autoridades sanitarias han marcado por la situación provocada por el COVI-19, nos vemos obligados a cancelar la gira prevista de Julio Iglesias para los próximos meses en nuestro país. Unos conciertos que estaban tenían prácticamente todo vendido, y que no se van a poder celebrar en este verano de 2020», señalaron en el comunicado emitido por Riff Producciones el pasado mes de junio.

Se trataba de un esperado regreso de Julio Iglesias a nuestro país después de seis años con el que iba a conmemorar sus 50 años en el mundo de la música. «Tendremos que esperar a que esta terrible pandemia nos permita hacer conciertos. Tengo muchas ganas de cantar en mi país», afirmó recientemente en declaraciones a la agencia EFE donde confirmaba que no tiene intención de bajarse de los escenarios y que seguirá durante un tiempo al pie del cañón: «Yo me retiraré cuando me retiren».

María Edite Santos se pronuncia

Durante el programa ‘Hormigas Blancas’, también ha participado María Edite Santos, la madre de Javier Santos. Durante años, ambos han pleiteado contra Julio Iglesias con el fin de que se reconozca la paternidad del artista. Parecía que estaban más cerca de alzarse con la victoria cuando han vivido un nuevo revés. El fiscal recurrió justificándose en que este caso ya había sido juzgado, por lo que pidió que la causa se archivase.

María Edite ha explicado cuál es la situación legal en la que se encuentra el proceso. «Ahora mismo estamos en el Supremo, pero hay varias asociaciones internacionales que están investigando el caso porque no hay fundamento. No hay justicia. No puede ir la justicia por un lado y la ciencia por otro», afirmaba.