En su reencuentro en ‘Sálvame’, Jorge Javier y Belén han desvelado el contenido del mensaje que envió el presentador a la colaboradora después de su bronca.


Jorge Javier y Belén Esteban han vuelto a verse tras su intensa bronca en ‘Sábado Deluxe’. El plató de ‘Sálvame’ ha sido el escenario en el que se ha tenido lugar su reencuentro. Allí han ido desgranando todos los detalles de lo que les hizo enfrentarse en directo el pasado fin de semana. Y han destapado el contenido del mensaje que le envió el presentador a la de Paracuellos del Jarama tras su pelea en directo.

Cuando ambos amigos han charlado largo y tendido sobre su rifirrafe en pleno directo. Un encontronazo que provocó las lágrimas de la madrileña. El presentador dejaba claro que no se arrepentía de haber abandonado el plató, dejando a su amiga llorando ante la audiencia. «Belén no se da cuenta de la desconexión del mundo que tiene. A ella le parece que ir en metro es como una cosa especial. En metro va todo el mundo», explicaba. «Belén Esteban ya no es pueblo. Yo tampoco lo soy. El pueblo no vive en un chalet con piscina en Paracuellos ni sale con Rosalía ni cena con Pablo Alborán. Vamos a dejar de ir de cosas que ya no somos. Afortunadamente nos va bien. Que tengas una amiga que limpia en un gimnasio, muy bien. Pero tú ya no estás en ese mundo», añadía.

El mensaje de Jorge Javier a Belén sobre Pablo Alborán

El de Badalona ha contado que tras la bronca le mandó un mensaje de WhatsApp a Belén pidiéndole una cena con Pablo Alborán, que es amigo de ella. «¿Me vas a llevar a cenar con Pablo Alborán?», decía ese mensaje. «Pablo estará flipando», decía Belén en ‘Sálvame al escuchar el testimonio de Jorge Javier. «Cúrratelo tú», le decía. «¿Me vas a tender ese puente?», insistía él. La respuesta de la colaboradora era tajante: «Yo no», le espetaba.

Pero lo cierto es que aquel mensaje sobre el cantante malagueño le sentó muy mal a Belén. «No lo abrí hasta dos horas y pico pasadas», reconocía la ex de Jesulín de Ubrique. «Vi el primer párrafo y pensé: mal vamos. Lo que vi en mi teléfono fue… vamos. Pensé: ¡Qué poca vergüenza! Dijiste: ‘lo peor de esto es que no voy a cenar con Pablo’. Para mí fueron las fallas de Valencia de Paracuellos a Saturno 24. Me quedé flipando no: lo siguiente». El mensaje sobre Pablo Alborán provocó que el cabreo de Belén fuese a más. Por eso no se tomó la molestia de responderle.

Así hicieron las paces

Jorge Javier ha afirmado que el carácter de Belén «se sustenta en tres patas: el llanto, el momento y el cabreo. Han sido los mejores momentos de Belén. Tiene mucho más sentido del humor cabreada». Ésta le respondía: «Parece que soy una amargada y tengo una vida, gracias a Dios, maravillosa».

Finalmente, ambos amigos hacían las paces. «Sabes que para mí eres muy importante y te portaste muy mal el sábado. Sabes Belén que yo te quiero mucho», le decía el catalán a Esteban. Ella, emocionada, le ha explicado que aún se siente dolida, pero «se me pasará». Y añadía: «Jorge, no eres más que yo ni tú eres menos que yo. María Belén Esteban Menéndez nunca te ha mirado así. Fallaste en hablar como me hablaste. Tú también te equivocas. No me dirigiré en la vida a ti así».

Belén se plantea dejar ‘Sálvame’

Durante su conversación con Vázquez, la colaboradora ha revelado que tras la bronca en ‘Sábado Deluxe’ decidió dejar de ir unos días al trabajo. «No contad conmigo el martes. No quiero ir», fue el mensaje que envió a los directores de ‘Sálvame’. Jorge Javier ha indicado que los directores del programa «se pensaban que te ibas a ir a otro programa».

«Sí, he pensado en irme a otro programa», afirmaba la madrileña, quien ha recibido ofertas de trabajo para participar en «otros proyectos». «He llegado a plantearme abandonar ‘Sálvame’ y he recibido ofertas. Tengo proyectos profesionales, familiares. Aquí me pongo muy nerviosa… Tengo que pensar y recapacitar. Tengo que pensar en mí», confesaba. La decisión, por supuesto, «depende de mí, porque tengo que tener un respeto a mis jefes que se han portado muy bien conmigo. Tengo que pensar mucho». De momento, Belén no dice ‘no’ a la posibilidad de dar un giro a su carrera. Entre sus proyectos personales están tener otro hijo con su marido, Miguel Marcos, y casarse por la iglesia. Quizás por este motivo se plantee abandonar su puesto como colaboradora. «He vivido más cosas buenas que malas y no quiero hablar de eso ahora», ha recordado al hacer balance de su trayectoria en el programa de Telecinco.