El jugador del Betis ha visitado el programa de Bertín Osborne, donde ha recibido una sorpresa de su mujer, Susana Saborido.


Este martes, Joaquín Sánchez, jugador del Betis, ha sido invitado a ‘El Show de Bertín’, el programa de Bertín Osborne que ahora se emite en Telemadrid. En su charla con el presentador, el deportista ha hablado de su libro, ‘Vivir con arte’, en el que repasa momentos importantes de su trayectoria y, de paso, ofrece trucos que le han ayudado a sobrellevar distintas situaciones con su característico buen humor. Y con el que espera ayudar «a muchos chavales y a mucha gente» a lidiar con las adversidades de la vida.

Su mujer reconoce que al principio, «Joaquín no me caía bien»

Loque no imaginaba es que su mujer, Susana Saborido, iba a aparecer en el plató para darle una sorpresa. «¡Qué guapa te has puesto! ¡Pa’ mí no te pones tan guapa!», bromeaba al verla. Lo cierto es que nada más percatarse de su presencia se le habían saltado las lágrimas de la emoción. Su cara a cara ante las cámaras ha dado pie a que la pareja contara en primera persona cómo ha sido su bonita historia de amor.

Se casaron en el Puerto de Santa María en 2005 y son padres de dos niñas, Salma y Daniela. Llevan toda la vida juntos y aún se ríen el uno con el otro. De hecho, el tiempo que compartieron juntos en el programa no pararon de soltar carcajadas recordando los inicios de su idilio. «Me lo presentó un amigo de los dos. Luego nos estuvimos viendo unos cuantos meses», contaba la andaluza. «A mí no me caía nada bien».

Telemadrid

«Lo veía muy espabilado. Ya una noche me quedé sola y él se acerca a mí y me dice: ¿Qué haces hablando conmigo si tú a mí no me puedes ver?», añadía. Aquel fue el comienzo de su romance. «Tenía unas mechas rubias en el pelo y lo llamaba Tintín», explicaba la mujer de Joaquín. Este, por su parte, destacaba que le resultó complicado conquistarla: «Quedamos hasta empezar a vernos lo menos cuatro o cinco veces». Ella le solía dar largas: «A ver si nos tomamos algo».

El apuro de Joaquín en su primera cita con su mujer

Por fin, el día que tuvieron su primera cita ‘formal’, él se puso tan nervioso que llevo «cinco botellas de agua para quedar bien». Un gesto que el futbolista ha explicado con estas palabras: «No sé por qué me dio por ahí. Compré tres o cuatro botellas de agua. Para decir: ‘Es que los deportistas bebemos mucha agua’. ¡Y me tuve que beber toda el agua! ¡Me tiré toda la noche en el baño y cada vez que quería atacar me entraban ganas de ir al baño!». El relato hacía desternillarse de la risa a Bertín, a los colaboradores y a la audiencia.

Joaquín
Redes sociales

Por fin, se animaron a darse el ‘sí, quiero’. «Nos casamos en el 2005. Yo tenía 25 años. Llevamos juntos 20 años ya», decía Susana. A continuación, Joaquín revelaba detalles muy divertidos de su boda… Como, por ejemplo, que había tanta gente en la iglesia que no vio entrar a la novia. «Yo estaba esperando a mi mujer y veía a un niño lleno de arena. No vi entrar a mi mujer», contaba. «Se desbordó porque no esperábamos a tanta gente. Mi hermano me dijo: ‘Joaquín, que hay gente de la playa cogiendo sitio. No he visto más gente en mi vida».

Joaquín

Otro de los momentazos de su enlace lo protagonizó Manuel Ruiz de Lopera, entonces  Presidente del Betis, que no dudó en llevar la Copa del Rey a la ceremonia para que los novios se fotografiasen con ella. «Cuando llegó en el coche descapotable, iba saludando a todo el mundo y de repente me pone la mano aquí. Y me dice: ‘La copa tiene que salir’. Yo creo que en todas las fotos de mi boda sale la Copa del Rey… Qué bien lo pasamos».

«El Betis es mi marca»

Aunque a Susana le da «mucha vergüenza» salir en público, en el programa de Bertón Osborne se veía relajada y risueña. «No estoy acostumbrada», admitía. Pero estar junto a su marido recordando tan buenos momentos le hizo pasar un momento estupendo. Gracias a ella hemos descubierto que él es más estricto que ella en materia de disciplina familiar. O que siempre llevará al Betis en su corazón. Algo que él confirmaba: «He estado nueve años fuera del Betis y es mi marca. He estado fuera y he soñado que volvía al Betis. He soñado que volvía a jugar en el Benito Villamarín. Esa ha sido mi vida».