La joven ha confesado que se ha sentado frente a sus hermanos y su marido para comentar en voz alta con ellos la situación que está atravesando.


Hace una semana, Irene Rosales no podía más y terminaba derrumbándose frente a Emma Gacía en ‘Viva la vida’ tras estar día si y día también haciendo frente a todos los campos que tiene abierto a raíz de la guerra familiar entre Kiko Rivera e Isabel Pantoja, así como su sufrimiento por haber perdido a sus padres. La colaboradora del programa de Telecinco ha reconocido que ha dado el paso de ponerse en manos de profesionales.

GTRES / Instagram

A raíz de su llanto en ‘Viva la vida’ el fin de semana anterior, este sábado Irene Rosales ha reconocido que ha recibido un sinfín de mensajes llenos de cariño en los que sus seguidores le mostraban todo su apoyo. La joven se ha abierto en canal y ha reconocido que durante todos estos días ha intentado desconectar y dedicarse su propio tiempo para prestarse atención. «No te puedo decir que esté bien porque es un proceso«, contaba. Sin embargo, en estos días en los que les ha valido para reflexionar, la mujer de Kiko Rivera ha confesado que se ha sentado frente a sus hermanos y su marido para comentar en voz alta con ellos su situación y sus sentimientos. «Les he dicho que necesito ayuda. Ellos lo sabían y lo entendían. He creído que era una ‘superwoman’ y no lo soy«, cuenta.

La nuera de Isabel Pantoja ha hecho hincapié en que de un tiempo a esta parte se ha acomodado en dejar de hacer las cosas en el día para realizarlas al día siguiente. Con esto, se ha dado cuenta en que tiene que vivir el momento porque es lo único que tiene. «Por una parte estoy contenta porque aquel día exploté y me vino muy bien. Lo pasé muy mal pero estoy contenta porque me he dado cuenta. He dado el paso que era lo que necesitaba porque me lo callaba y no me atrevía«, comenta.

El pasado sábado se cumplía el primer aniversario de la muerte de Mayte Vázquez y es por ello que la joven se mostró especialmente sensible. Por ello, reconoce que el hecho de sentarse con su familia y decirles claramente que necesita dar el paso y sentarse frente a un profesional. Por otro lado, Irene Rosales insiste en que su marido intenta no contarle todas las informaciones que le llegan sobre su madre «para no darme más carga».

«No le digo a Kiko lo que tiene que hacer»

Instagram

Además de abrirse en canal con Emma García y el resto de colaboradores, Irene Rosales también se ha pronunciado acerca del cumpleaños de Kiko Rivera y el no mensaje de felicitación de Isabel Pantoja. Ante esto, la joven aseguraba que no esperaban que mandara nada puesto que el día que murió su padre tampoco se pronunció. Eso sí, confirma que aunque de manera pública no lo han hecho, Fran y Cayetano Rivera sí lo han felicitado.

Kiko Rivera intenta reponerse y ponerle buena cara al conflicto y tanto su mujer como sus hijas son las culpables de que el DJ consiga sonreír. «Intentamos mantenerle lo más distraído posible. En la medida de lo posible, no le digo a Kiko lo que tiene que hacer ni empujarle a felicitar a su madre (cuando sea el cumpleaños de la tonadillera). Si lo hace es porque le sale. No es algo natural que se feliciten después de todo el conflicto, está todo muy caliente«, desvela.