Iñaki López ha tenido un percance de salud por el que ha tenido que ser operado de urgencia y que le mantendrá alejado de ‘La Sexta Noche’ unos días. Él mismo ha contado lo que le sucede y no ha dudado en echar mano al humor para restar preocupación


Iñaki López ha causado baja en su puesto de trabajo por cuestiones de fuerza mayor. El presentador de ‘La Sexta Noche’ tendrá que ausentarse de su plató durante una temporada aún sin determinar, tal y como ha querido contar el propio periodista a sus seguidores en su primer fin de semana de baja, para evitar el revuelo y las especulaciones ante una significativa ausencia, justo cuando el panorama político está convulso por la gestión de la pandemia, la moción de censura fracasada en Murcia, las elecciones anticipadas en Madrid y el ocaso de Ciudadanos con miembros a la fuga. Una frenética actividad que Iñaki López tendrá que seguir desde el sofá de su casa y no en plató, debido a un problema de salud que le impide estar acompañando a sus fieles seguidores en la noche de los sábados en La Sexta.

“Un problema de salud relacionado con la vista me mantendrá alejado un tiempo de La Sexta Noche. Os dejo en las manos del infalible Hilario Pino”, anunciaba Iñaki López, que no puede trabajar por motivos de salud pero emplaza a sus seguidores a seguir la actualidad política junto a su habitual sustituto, eso sí, dejando claro que “os echaré de menos”. El misterio era mayúsculo y es que fueron cientos los seguidores del presentador y su programa que demandaron más información sobre lo que le sucede al comunicador. Cierta preocupación pululaba por las redes sociales y es que el saber que algo le sucede, tan grave como para no estar en su puesto de trabajo, pero sin llegar a decirse. Un silencio que pesaba mucho y que obligó a Iñaki López a volver a ofrecer noticias sobre su estado de salud, esta vez entrando de manera telefónica en ‘La Sexta Noche’ para tranquilizar a su audiencia.

Aquí, Iñaki López ya no tuvo reparos en entrar en detalles: “¡Qué raro se me hace ser testimonio en mi propio programa!”, decía a modo de broma el presentador, que después quería dejar claro que “estoy bien”, pese al revuelo que su primer mensaje ocasionó en las redes sociales. Una vez dejado esto por seguro, el periodista ha entrado en materia, explicando que durante “una revisión rutinaria me han detectado un desprendimiento de retina y todo el mundo que haya pasado por algo parecido sabe que el postoperatorio es todavía peor que la operación”, decía algo resignado por lo que le ha tocado vivir, pero a sabiendas de que no reviste gravedad, tan solo es un proceso tedioso. “Es una especie de potro de tortura que te obliga a estar mirando hacia el suelo durante 10 días, por ello se me está haciendo un poquito duro, entre lo agitado e hipocondríaco que soy por naturaleza, está siendo una auténtica prueba”, decía.

Foto: La Sexta Noche

Pero Iñaki López no quería sonar quejica o pesimista en su llamada, dado que esta tenía como finalidad llamar a la calma e informar sobre lo que le sucedía y que le mantenía alejado de su trabajo los próximos días, quizá semanas: “Gracias a los avances de la anestesia, esto se pasa casi plácidamente”, asegura el presentador que, echando mano a su sentido del humor, no dudó en compartir que “el médico me tuvo que pedir que callara durante la intervención”. Un comentario que despertó las risas entre sus compañeros de programa, que quisieron tener bonitas palabras hacia él y desearle una pronta recuperación, pese a que sean conscientes de que el periodista se lo estará poniendo difícil a sus seres queridos, especialmente a su pareja, Andrea Ropero, madre de su hijo y ahora su mejor enfermera.

Foto: Gtres

“Soy muy mal enfermo y agradezco los consejos de todos ellos, pero más aún agradeceré sus recetas. Ya les iré llamando uno a uno para lo que pudiera hacer falta”, bromeaba Iñaki López, prometiendo darles guerra a sus amigos solicitándoles manjares en tuppers. Para que les sirva de idea, “de momento estoy siguiendo una estricta dieta de torrijas que me están ayudando a sobrellevar esto”, aseguraba con picardía, divirtiéndose con la reacción de sus compañeros en el plató.