Isabel Pantoja se mostró muy sorprendida ante el arte de esta joven llamada Anne, quien además resultó ser la hija de una Miss España.


Después de que Mediaset se viera obligada a cancelar y posponer el estreno de ‘Idol Kids‘ han sido muchos los que han hablado sobre este talent show en el que había tantos ojos puestos. Este lunes, por fin, los espectadores pudieron disfrutar de este programa en el que la auténtica protagonista era Isabel Pantoja. Junto a Jesús Vázquez como presentador y con compañeros jurados, Carlos Jean y Edurne, el espacio de televisión cautivó tanto al público en sus casas como en las redes sociales, donde los tuiteros no dejaron de comentar su estreno. Aunque muchos se centraron en las palabras que le dedicó a su amor, Paquirri, otros hablaron de la actuación que dejó sin palabras a la tonadillera. Ella era una joven llamada Anne, quien desde primera hora llamó la atención profundamente de los presentes, tanto es así que Jesús Vázquez nada más verla le espetó: «Pareces modelo. Eres más alta que yo». Poco después Isabel Pantoja y sus compañeros no daban crédito a esta niña que tan solo tenía 13 años.

Su belleza y altura no eran casualidad. Anne es hija de la bellísima miss oriunda de Córdoba, Raquel Rodríguez, que se alzó con el título de Miss España en el año 1994 y de Gorka Arrianda, representante de deportistas y antiguo presidente del Bilbao Basket, que, por cierto, acudió para animar a su pequeña. Aunque esta joven no se convirtió en protagonista por sus orígenes, sino por la voz que consiguió llenar el escenario. Tras elegir el tema musical «It’s a man’s world» de James Brown, tanto el público como el jurado la ovacionó. Hasta tal punto que Isabel Pantoja no dejó de repetir «Olé, olé, olé» mientras se ponía de pie y no dejaba de mandar besos a la artista y es que el momento no era para menos.

Raquel Rodríguez

Tal fue el impacto en Isabel que ella, por su parte no lo dudó. Le quiso dar el ticket dorado, pero debía contar con el apoyo del resto de compañeros, hecho que no tuvo lugar. De haberlo conseguido podría haber pasado directo a las galas, sin embargo, no todos tuvieron la misma opinión. Así lo demostró que, a pesar de la exquisita relación que tienen Isabel y Carlos Jean, en este caso hubiera discrepancias. «Me has transportado en el tiempo. Pero me ha faltado ir un poco más por abajo, porque estabas todo el rato en un clímax muy potente», apuntó Carlos. La misma opinión de Edurne, quien pensó que Anne se había cambiado de estrategia y no había aprovechado su «vozarrón» para ello, instante en el que saltó Isabel. «A mí me sobran las palabras. No quiero hablar. No tengo nada que decir», dijo la cantante. Entonces, se mascaba la tensión.

Tras estas palabras Carlos le recordó la importancia del ‘ticket dorado’, ya que no pueden utilizarlo con todos los concursantes. Ni mucho menos. «El ticket lo tenemos que utilizar estratégicamente, no tenemos tantos ticket», a lo que Pantoja respondió haciendo alusión también a Edurne: «Yo digo lo que pienso, hago lo que pienso… Igual que lo dice ella igual que lo dices tú».

Aunque Isabel no fue la única que terminó encandilada con el talento de Anne. La audiencia acabó con los pelos de punta, al igual que la artista. La mayor prueba de ello es que más del 95 por ciento de los 300 asistentes al público estuvieran de acuerdo en que la hija de Raquel Rodríguez debía de pasar a la siguiente fase.

Las palabras de la Miss

Si bien es cierto que la guapísima Miss no estuvo en plató, no quiso perder la oportunidad y le envió un tierno mensaje a su hija un mensaje de apoyo en el que confesaba lo importante que era para ella su pequeña. «Ser Miss España en el año 1994 fue la mejor experiencia de mi vida«, dijo la maniquí. Tras esta revelación Raquel Rodríguez hizo un repaso sobre la vena artística de su primogénita, que desde pequeña se enfundaba en los zapatos de su madre.»Creo que la vena artística la ha heredado de mí», comentó la modelo. De su madre Anne confirmó haber aprendido sobre todo a disfrutar y a ser ella misma, pero sobre todo a tomarse con tiempo y calma el futuro que le espera. «No corras, no tengas prisa y sé feliz con lo que haces», espetó. Un consejo con el que todo el mundo parecía estar de acuerdo en plató.