«Eso hay que pararlo ya porque se ha llevado a donde no se tiene que llevar», comentaba la hija de María Teresa Campos.


El pasado 31 de enero, Alejandra Rubio abría la caja de Pandora después de hacer público que su relación con su tía, Carmen Borrego, se había enfriado a raíz de un episodio del que no quiso dar detalles. Tras esto, las dos hijas de María Teresa Campos se han pronunciado al respecto y ha sido Terelu Campos quien ha expresado su deseo de darle carpetazo al asunto para evitar cualquier tipo de especulación. Este sábado, la colaboradora mostraba su hartazgo con el asunto y estallaba contra el resto de los presentes en ‘Viva la vida’.

Telecinco

Terelu Campos dejaba claro que no quería entrar nuevamente en el asunto del conflicto entre su hija y su hermana. «No he comentado nada de nada, vuelvo a repetir lo mismo que dije hace unas semanas. Lo primero es la familia y después viene todo lo demás«, expresaba la colaboradora. Sin embargo, estas declaraciones no fueron bien recibidas por Diego Arrabal y José Antonio Avilés, quienes dejaban claro que se estaba mostrando con cierta ambigüedad. Esto no sentaba bien a Terelu Campos y acababa estallando en plató: «¿A mí, lecciones, tú? Tararí que te vi. A mi lecciones de estar en un plató, no. Tengo muchos años a mis espaldas. Estoy hasta el mismísimo moño de que los demás os pronunciéis como os dé la gana, en los temas que os da la gana y hasta donde os dé la gana, y a mí se me exija como os dé la gana. Hasta ahí podríamos llegar», expresaba con cierto nivel de hartazgo.

Minutos después de dejar reposar el asunto, Alejandra Rubio y Terelu Campos volvían a pronunciarse sobre el tema y la hija de María Teresa Campos hacía hincapié en  que el enfado de su hija con su hermana no revestía de cierta gravedad. «Cuando estamos juntos no hay una sensación de que cuando están en mi casa sea una cosa desagradable o incómoda. Eso hay que pararlo ya porque se ha llevado a donde no se tiene que llevar«, comentaba.

«Quiero sentirme libre de decir lo que pienso»

Alejandra Rubio
Redes sociales

Alejandra Rubio no se mostraba de acuerdo con la opinión de su madre e insistía en que no se había sacado de la manga el hecho de que su relación con su tía se había enfriado. Además, dejaba claro que no le había pedido a su madre que se posicionara en algún bando pero expresaba que quería sentirse libre de seguir diciendo lo que pensaba.

«Cada uno tiene un concepto de familia muy diferente. Nunca voy a decir nada en contra de mi familia, nunca voy a hacer daño a posta. Cada uno tiene su manera de pensar. No voy a venir aquí a mentir a nadie. Con la verdad se va a todas partes. Respeto la forma de pensar de cada uno pero quiero me respeten a mi», comenta la joven. Tras escuchar a su hija, Terelu Campos insistía en que para ella la familia era lo más importante de su vida y reconocía que, como es evidente, ninguna era perfecta. La hija de María Teresa Campos insiste en que no quiere entrar al trapo porque el daño ya estaba hecho y solo pide que las dos partes reflexionen sobre sus errores para evitar que otras personas que desconocen cómo es su tipo de relación familiar «se crean con el derecho de hablar».

«Las cosas se hablan en privado»

Instagram

Alejandra Rubio se sintió muy dolida y molesta con su tía, Carmen Borrego, al descubrir que se ha sentido sola en los platós de televisión y no ha encontrado en su familia el apoyo necesario. Lejos de callarse, Alejandra Rubio iba un paso más allá y no dudaba en sacar las garras por su madre insistiendo en que en numerosas ocasiones a Terelu Campos le ha salido muy caro defender a su hermana y no mojarse. «Creo que te ha defendido y yo he estado en desacuerdo con muchas cosas porque no todo es precioso y las familias son perfectas. Se mete en unos berenjenales que no le corresponden. Le he dicho a mi madre que debería mojarse y siempre me dice: ‘No, es mi hermana’», cuenta.

«Hace mucho que no tenemos la misma relación. Teníamos una relación súper buena cuando era más pequeña y ahora ya no la tenemos por diferentes motivos. Tampoco le doy mucha importancia y me olvido de muchas cosas y no las cuento en ningún lado porque es una tontería», sentenciaba.