Ana Obregón ha explicado en sus redes sociales que tras grabar el programa de ‘Mask Singer’ le queda una espinita clavada.


Ana Obregón aparece este miércoles en ‘Mask Singer’, exitoso programa donde ejerce de investigadora invitada y cuyo objetivo es descubrir quién se esconde detrás de las máscaras que participan en esta nueva edición. Será su reaparición en televisión tras las Campanadas, un reto que aceptó antes de que falleciera su madre, tal y como ha explicado la propia actriz. Aunque su intención es mostrar la mejor versión de sí misma, Ana se lamenta de algo y es que siempre le quedará una espinita clavada después de su paso por el concurso. Ella deseaba verlo junto a su mayor fan, su madre, sin embargo, su muerte hace algunas semanas truncó cualquier plan que ella tuviera en la mente. 

«Hace unas semanas @susanauribarri me convenció para salir de mi retiro, dejar el duelo por unas horas y grabar como investigadora en un gran programa», comienza diciendo Ana Obregón en su Instagram. Su mayor ilusión era la espectadora de excepción con la que iba a contar cuando se emitiera, ya que su madre ya había recibido el alta hospitalaria. Ana Obregón Navarro abandonó la clínica en la que estaba ingresada, siendo a finales de mayo cuando su progenitora falleció. «Me hacía ilusión porque lo vería con mi madre que acababa de salir del hospital. Esta noche se emite y sé que lo verá desde un lugar privilegiado muy bien acompañada», continúa Ana.

Ana Obregón
Redes sociales

Para ella fue ilusionante aceptar este reto y sacar fuerzas para volver a estar delante de las cámaras. Lo que no imaginaba era que justo cuando se emitiera en televisión ya no tendría a su lado a uno de sus pilares, su madre, quien vivía cada una de sus apariciones con una tremenda emoción. Pese a todo, se encuentra agradecida por la oportunidad, así como por el calor que el equipo le hizo sentir durante las grabaciones, pues son muchos los que la añoran. «Gracias a todo el maravilloso equipo por su cariño y arroparme en todo momento. Y en especial a @soyambrossi , @pazvegaofficial y @javviercalvo. El programa de esta noche es alucinante, y os lo dice alguien que lleva 40 años haciendo televisión. #masksinger», ha escrito Ana Obregón.

La muerte de su madre la ha dejado desolada, ya que para ella su progenitora era una de sus personas favoritas. Su fallecimiento a los 95 años llegó justo un año después que la muerte de su hijo, Álex Lequio, dos durísimos varapalos en muy poco tiempo a los que ha tocado hacer frente. Esta situación llevó a Ana a cancelar todos sus compromisos profesionales, a suspender la obra teatral que protagonizaba y alejarse de la televisión. Poco a poco se va uniendo y aceptando algunos proyectos, aunque ahora está centrada en recuperarse y refugiarse en su familia.