Este jueves 27 de enero se ha estrenado la serie documental sobre Georgina Rodríguez, ‘Soy Georgina’, que se emite en Netflix


‘Soy Georgina’ ya ha llegado a nuestras vidas y promete revolucionarnos. La serie documental sobre la vida de Georgina Rodríguez, que la conocimos en el año 2016 cuando salió a la luz su romance con el futbolista, Cristiano Ronaldo. Desde entonces, su vida ha dado un giro de 180 grados y ahora se ha convertido en una personalidad que arrasa allá por donde va. Prueba de ello es que Netflix se lanzara para sacar su propia serie documental bajo el nombre de ‘Soy Georgina’, que ya está disponible a través de la plataforma. SEMANA ya la ha visto al completo y os hacemos un repaso por los auténticos bombazos que ha soltado a lo largo de los seis capítulos que dura la serie completa de aproximadamente unos 40 minutos cada uno. Comenzamos por las 14 perlas que ha soltado.

Las 15 frases de Georgina Rodríguez que darán mucho de que hablar

La modelo se ha sincerado a lo largo de su serie documental. Te enumeramos las auténticas bombas que ha soltado:

  1. «He pasado de vender lujo a lucirlo en la red carpet». Georgina Rodríguez conoció a Cristiano durante su etapa como dependienta en Gucci. Pero antes de fichar por la firma de lujo, también trabajó para Massimo Dutti. Ahora, ella luce las prendas y joyas más exclusivas de las firmas más tops.
  2. «Soy la mujer del hombre más seguido del mundo». Y bien cierto que es. Y es que el futbolista que ahora juega en el Manchester United (durante la serie estaba en la Juventus), tiene 396 millones de seguidores en Instagram. Nada más y nada menos.
  3. «Sé lo que es no tener nada y sé lo que es tener todo». A lo largo de la serie, Georgina hace un repaso por su infancia e incluso regresa a Jaca, su ciudad natal. La modelo acude a comer a un restaurante que durante aquellos años no se podía permitir y que ahora por fin ha podido probarlo.
  4. «Yo llegaba a mi trabajo en autobús y me iba en Bugatti». La joven ha recordado sus primeros encuentros con Cristiano Ronaldo en el que él iba a recogerla en sus exclusivos y lujosos coches al trabajo tan solo horas después de que ella llegara en autobús.
  5. «El jet me facilita la vida». Y como a lo bueno nos acostumbramos pronto, Georgina ahora deja de lado el autobús (también se le echarían las masas encima) y viaja a todos lados con el jet privado propiedad de Cristiano Ronaldo. De hecho, a lo largo del programa podemos ver cómo viaja en él en diferentes ocasiones.
  6. «Recuerdo mis vacaciones de la infancia con mi madre en una casa de la playa y comprando barras de pan y tortillas de patatas«. Nada hacía imaginarle que después ella viajaría a los lugares más paradisíacos y cenaría en los mejores restaurantes.
  7. «Ahora puedo viajar a los mejores sitios del mundo sin preocuparme por pagarlo». La pareja ha logrado cosechar una cantidad millonaria para vivir de manera muy pero que muy holgada.
  8. «Señor, quíteme la mosca». Una de las frases que seguramente más darán que hablar es esta. Y es que durante una agradable velada con sus amigos, Georgina Rodríguez le pide a un camarero que le quite una mosca que estaba pululando cerca de ella.
  9. «Cuando volví a Jaca no me esperaba el revuelo que causé y tampoco lo entendía». Georgina decide regresar a su ciudad natal 9 años después y causa un auténtico revuelo. Los que antes eran sus vecinos y conocidos salen a las calles a saludarla como si se tratara de una auténtica celeb, que lo es. Ella no se imaginaba que iba a ocurrir.
  10. «Me gusta jugar a la lotería porque siempre sueño que me toque». Sí, habéis leído bien. La modelo ha asegurado jugar a diferentes modalidades para conseguir hacerse con el ansiado premio.
  11. «El momento que falleció mi padre noté un cambio en mi vida». La novia de Cristiano Ronaldo ha narrado uno de los instantes más complicados de su vida, la muerte de su padre. Asegura que el día que conoció la noticia estaba firmando su primer contrato de moda en Madrid.
  12. «Me daban miedo las monjas y eran mis profesoras». En sus recuerdos de la infancia, ha querido confesar que no le gustaba nada ir al colegio porque le daban miedo las monjas. Por este motivo, siempre se «perdía» la primera hora porque se pasaba todo ese tiempo llorando.
  13. «Me mudé a Graus a trabajar. No tenía amigos me iba a la iglesia a ver a las monjas rezar». Georgina también ha viajado hasta la ciudad en la que tuvo su primer empleo en un hotel. Asegura que no tenía amigos y que en sus días libres se iba a escuchar a las monjas rezar el rosario. También a la ermita a llevarle flores a la Virgen.
  14. «Cuando me trasladé a Madrid viví en un piso que luego me enteré que había sido un trastero». Sus primeros años en la capital no fueron fácil, ya que asegura que se perdía mucho. Además, buscaba un piso donde no pagara más de 300 euros, por lo que terminó en lo que antes era un garaje.

Pero además de esto, también nos ha dejado siete grandes momentazos que os descubrimos a continuación. No te lo pierdas y ¡desliza hacia abajo!