«Yo me he matado por defenderte porque no soporto que se hable de las mujeres que se han tirado a 10 o a 40», se ha lamentado la colaboradora.


Este miércoles, María Patiño ha ofrecido una contundente respuesta a Alexia Rivas. La joven ha realizado declaraciones en las que critica su obsesión con su aspecto físico y cuestiona su trabajo como presentadora de ‘Socialité‘. Un programa que presenta la periodista y en el que ella trabajó durante un tiempo como reportera.

«Yo a la edad que tiene ella ya había presentado un programa, había encontrado al amor de mi vida y tenía un hueco en mi carrera laboral. No me creo nada su victimismo. Ni ella ni nadie va a jugar con mi profesión… No vas a jugar conmigo», ha arrancado diciendo. «Es llamativo que haya tenido una oportunidad de otro porque ha estado en un ‘reality’ y ha pasado desapercibida, pero ha decidido soltar lo que ha podido tanto en el plató respecto a un compañero suyo y en esta ocasión me toca a mí».

«Yo no he estado en ningún triángulo sentimental»

«Respecto a mí, yo no he estado en ningún triángulo sentimental. Me tengo que comer yo lo que ella ha sido incapaz de haberse comido. Ha tenido la oportunidad de decir lo que quiera sobre Alfonso. Dice que no quiere perjudicarlo». María Patiño ha abordado sin tapujos los comentarios de la joven respecto a sus retoques: «Sé que puede parecer que yo tengo una obsesión con la edad por todas las intervenciones quirúrgicas que me he hecho, pero no es así. Yo sé que ella lo ha dicho para hacerme daño pero que no se crea que me estoy clavando un alfiler en el estómago».

La colaboradora ha lamentado que en su entrevista en ‘Lecturas’, Alexia Rivas se permita determinadas licencias, como cuestionar su labor al frente de ‘Socialité’. «Afirmas que llego una hora antes de empezar el programa. Efectivamente. Me recogen a las 11:15 los sábados y los domingos. Llego a las 11:45 a maquillaje. A las 12:05 estoy en redacción. Cuando me reúno con el director y me da alrededor de los 15 vídeos, no tengo que estudiar ni mirarme nada. Yo me visto y me pongo delante de la pantalla porque los deberes los hago entre semana. Aparte de estar en contacto permanente con la redacción y con el director de mi programa».

María Patiño, a Alexia: «Sabes perfectamente cómo soy»

«Me joroba mucho tener que justificarme, pero me joroba aún más que haya alguien que piense que me decido a leer un cue, que para mí sería más fácil y me traería muchos menos problemas si solo diese paso a vídeo», añadía. «Puedo llegar a respetar que no te guste, ahí no voy a entrar. Pero yo tenía un chat de amigas, Alexia. Amigas de ‘Sálvame’. Y un día, cuando tú te convertiste en protagonista, a raíz de unos comentarios que no me gustaron hacia ti y hacia lo que yo pensaba de ti en positivo me salí del chat, Alexia. ¡Fíjate lo que es prejuzgar a la gente! Yo tengo clarísimo que sabes perfectamente cómo soy, pero clarísimo. Es más, fui bastante crítica con Marta López en ese momento».

Telecinco

Tajante, la gallega seguía con su contestación a la que fue su compañera de trabajo. «Yo tengo claro lo que quiero en la vida, y no sé lo que voy a conseguir. Y no sé si he conseguido algo. Tú no tienes ni idea de lo que quieres. Porque sí que te han ofrecido trabajar como periodista durante este tiempo, pero claro, en la redacción de un programa», destacaba. «Asume lo que quieres: dilo. Di lo que quieres. ¡No pasa nada! Tú dilo, y saltándote muchas cosas: ‘Yo quiero presentar un programa’. Es absolutamente lícito. A lo mejor en el futuro tendrás esa oportunidad».

«Me he matado por defenderte»

«A lo mejor incluso el hecho de que hayas posado en bañador no te pase factura… y hablando de tu vida personal no te pase factura. Pero hay gente que hemos dicho que no a muchas cosas y no pretendiendo obtener nada, pero sí siendo consecuente conmigo misma. Alexia, yo me he matado por defenderte a ti, tú que hablas de feminismo, porque no soporto que se hable de las mujeres que se han tirado a 10 o a 40. Y yo lo he hecho. Y al mismo tiempo sí que tengo una percepción respecto a ti. Creía que podía llegar a estar equivocada. ¿Por qué no hablas de lo que le dijiste a Marta y Marta te contó a ti sobre vuestro tema de la intimidad. ¡Yo en esa cama no estaba!», concluía. Por último, instaba a sus compañeros a dejar de hablar de ella: «Estamos dando chance a una chica que está jugando con nosotras».