Antena 3

Doble sorpresa en ‘Mask Singer’: Paloma San Basilio era el Ángel y Eva Hache, el Cactus

Noche llena de emociones en el concurso de Antena 3. La cantante y la actriz han sido desenmascaradas la misma noche en que Ana Obregón debutaba como investigadora.

Una noche más, ‘Mask Singer’ ha regalado a la audiencia un momentazo al desenmascarar a dos de sus participantes. Este miércoles, los concursantes escondidos tras los disfraces de Ángel y el de Cactus eran los elegidos para quitarse la máscara. ¿Y quiénes se escondían tras estos atuendos? Ni más ni menos que Paloma San Basilio y Eva Hache.

Paloma San Basilio: «Soy muy atrevida»

La primera en desvelar su identidad era la cantante, que se mostraba encantada de haber formado parte del concurso. «Lo que más me gusta desde pequeña es un disfraz», decía. «Soy una niña y me gusta jugar. En la vida tienes que ser flexible, tienes que atreverte. Y yo soy muy atrevida». La artista confesaba que su aventura en el programa de Antena 3 le había parecido muy emocionante, aunque lo pasó un poco mal por tener que mantener el secreto: «¡Yo en silencio, por Dios!».

Minutos después legaría el turno de Cactus. Un disfraz detrás del cual se ocultaba Eva Hache, «una de las mejores voces de esta edición», según Paz Vega. Lo más curioso es que Ana Obregón intuyó que podría tratarse de «una actriz de comedia» por su manera de cantar. Un apunte interesante por parte de la bióloga, ya que las pistas que ofrecía la segoviana no arrojaban mucha luz sobre su identidad: «Soy un cactus, soy fuerte, transmito paz y la gente me tiene cariño. Tanto, que hasta podría haber sido un líder mundial. Pero… ¿cómo solucionar lo de los abrazos en los mítines?», decía.

Antena 3

La presencia de Ana Obregón en el plató de ‘Mask Singer’ fue la gran sorpresa de la noche. La presentadora participaba como investigadora invitada. «Es un programón, yo he estado en mi retiro como todos sabéis y lo único que he visto es este programa», explicaba al arranque del programa. Para su aparición en el espacio ha elegido un conjunto blanco con plumas en las mangas. La elección del color correspondía a una meditada decisión. Tal y como explicaba en las Campanadas de 2020, «yo aún sigo de luto y Alejandro de Miguel ha tenido mucha paciencia conmigo, ha sido un poco complicado. El blanco es el color del luto en otras civilizaciones y él [de Miguel] ha obrado un milagro».

A pesar del durísimo momento que está viviendo, Ana ha mostrado lo mejor de sí misma. Y hasta ha hecho alarde de su sentido del humor. «Me iba a traer las lentillas y he dicho que las llevaba pero las puse por la noche en el vaso y me las he bebido», bromeaba. «Me estáis haciendo pasar un día tan bonito lejos de mis penas», admitiría al final de la gala, emocionada. Un momento en el que su compañera Paz le hizo un regalo muy especial: una camiseta de recuerdo con la imagen de Catrina, el personaje con el que se alzó como ganadora de la primera edición de ‘Mask Singer‘.