Diego Matamoros desvela algunas de las claves de la separación de Laura y Benji

Diego Matamoros acudió a 'Sálvame Deluxe' y reveló algunas de las causas de la separación de su hermana, Laura Matamoros, y Benji Aparicio. Habla de otras crisis antes de esta y cómo han afrontado su separación. También de lo difícil que ve una reconciliación entre ellos

La separación de Laura Matamoros ha sido una sorpresa para el público pero no para la familia. El sábado, Diego Matamoros se sentó en ‘Sálvame Deluxe’ y reveló las que, para él, han sido las claves de la ruptura de la pareja.

Leer más: Laura Matamoros confirma que ha roto con Benji Aparicio: «la decisión ha sido mía»

Las otras crisis de Laura Matamoros y Benji

Para el marido de Estela Grande, el problema entre su hermana y su ya excuñado viene de largo y, según sus propias palabras, la primera crisis que superaron fue antes de que la colaboradora viajase a ‘Supervivientes’. Tras su vuelta, y recién dejados atrás sus problemas, Laura se enteró de que estaba embarazada y, aunque la noticia les hizo felices, dejó sin capacidad de movimiento a los jóvenes. Además, Diego ha involucrado a su padre, Kiko Matamoros, en la separación, asegurando que entre yerno y suegro hubo una gran discusión en la que tras una serie de gritos, Benji Aparicio decidió abandonar su hogar. Según Diego, la decisión de su hermana de acoger a su padre tras separarse este de Makoke, podría haber sido el último obstáculo que su amor con el cocinero no pudo superar.

Leer más: Diego Matamoros tiende la mano a Laura para conseguir su perdón

La relación entre Laura y Diego Matamoros no pasa por un buen momento. Según él, entre ellos han pasado cosas que requieren de una disculpa de su hermana, algo que quizás a la ‘influencer’ no le haya hecho demasiada gracia escuchar a través de una pantalla. Además, para Diego Laura parece una nueva persona y cada vez dista más de la persona que él conocía y formaba parte de su familia. Aunque el hijo de Kiko asegura que quiere retomar su relación de hermanos, lo cierto es que sus declaraciones no parecieron demasiado amistosas.