Mónica, amiga defensora del bailarín en el plató de ‘Supervivientes 2021’, ha explicado por qué mintió sobre su relación con el marido de Rocío Carrasco.


Una de las sorpresas que nos brindó la segunda gala de ‘Supervivientes 2021’ fueron las extrañas explicaciones que dio Antonio Canales sobre Fidel Albiac, al que negó conocer ante la atenta mirada de Olga Moreno en la palapa. El bailarín, que fue gran amigo de Rocío Jurado, contaba que conoce al marido de Rocío Carrasco desde que era «pequeño» porque un familia suyo trabajaba «en la Cartuja de cerámica de Sevilla, donde trabajaba mi padre, y todas sus hermanas». Asimismo, puntualizaba: «Ni yo soy su padrino ni soy su amigo. Lo he visto dos veces en la vida».

Según el bailarín, coincidió en contadas ocasiones con el yerno de Rocío Jurado. Una de ellas tuvo lugar cuando la chipionera «estaba en su momento culmen». Rocío y su pareja «tuvieron un accidente de coche, vinieron a mi chalet y estuvimos hablando todo el día con ellos. Luego se fueron a su casa de La Moraleja… Fue la tercera vez que lo he visto en la vida. Luego no he vuelto a tener relación con él ni mucho menos».

Lo cierto es que las palabras de Antonio Canales no se han ajustado a la realidad. Ha sido su amiga Mónica quien se ha encargado de destapar la «mentira» que ha contado el sevillano al referirse a Albiac.

Telecinco

«En una cosa ha mentido», ha detallado Mónica. «Es cierto que Fidel ha estado en su casa, todo el mundo lo sabe». La amiga del artista ha recordado que este «se ha ido sin ver el documental y sabiendo que esta pareja nunca han querido que se hable de ellos». Y es que según ha explicado, cuando Fidel se quedó en el domicilio de Canales durante «20 o 25 días» después el accidente de tráfico que sufrió junto a Rocío Carrasco, este le pidió de manera expresa: «Que nadie sepa que estoy aquí. Él no sabe nada de eso (el documental) y por eso dice que no lo conoce. Lo hizo para proteger a Fidel y a Rocío».

«Antonio no lo vio más que tres veces en su vida»

Aunque la amiga del artista destapaba su mentira ante las cámaras, también destacaba que había contado «una verdad». Y esta es que «lo conoce de tres días. Es verdad. Este niño se va a su casa por hacerle un favor a un familiar. Antonio estaba de gira, no lo vio más que tres veces en su vida».

© Gtres.

Fue la propia Rocío Carrasco quien reveló en su documental la relación entre su marido y Antonio Canales. En uno de los episodios de ‘Rocío, contar la verdad para seguir viva’ relataba que Fidel se quedó los meses en los que ella estuvo convaleciente en casa del bailarín.

Aunque Antonio Canales ha negado tener un vínculo amistoso con Fidel Albiac, sí ha reconocido ser amigo de Antonio David Flores: «También conozco a Antonio David y a Rocío desde sus inicios. A mí me cae muy simpático. Es muy buena gente. Y aunque la gente crees que va de ‘sobrao’ tiene el corazón de un niño», decía desde las costas de Honduras. «Para Rocío (Carrasco) soy como su tito porque siempre he estado en casa, en los cumpleaños… En casa siempre he tenido a Ro y al niño. Pero con Fidel no es tanto trato».

Olga Moreno y Antonio David Flores
Gtres

El bailarín y Olga Moreno se conocen desde hace años. Sin embargo, han evitado hablar de asuntos personales en el ‘reality’. Hace unos días, la andaluza confesaba a corazón abierto cuál es su postura respecto a la larga batalla que enfrenta a su marido con su ex: «Tengo la conciencia súper tranquila. Estamos súper tranquilos todos. Te lo juro por mi hija que jamás se ha hablado mal de la otra persona», decía a Marta López.

«¿Tú crees a Rocío la puede manipular alguien? Al contrario, le hemos tapado un montón de cosas. Lo que pasa es que ellos se van haciendo grandes y se van dando cuenta», se lamentaba. Para Olga, lograr un acercamiento entre Rocío Carrasco y sus hijos solo depende de una llamada: «¡Que es muy fácil, que tiene su número! ¡Que llame por teléfono y que se siente con los dos! Que tienen que arreglarlo y ponerle solución. ¡Que se preocupe solo por esos dos niños! ¡Que son tuyos, no son míos!», se ha lamentado. Asimismo, ha aclarado que «en mi vida esos niños me han llamado mamá. Me han llamado Oa, que es como me llaman. Esos niños es para disfrutarlos«.